EL LIBRO DE LA SELVA - ¡GRACIAS AMIGO!


¡GRACIAS AMIGO!
Y Mowgli le prometió compartir parte de su caza.
-Me gustaría saber lo que eres capaz de cazar -dijo Kaa.
-Aún no puedo matar presas grandes -dijo Mowgli-, pero asusto a las cabras y puedo alcanzártelas si algún día tienes el vientre vacío. Es más, si caes en una trampa, yo te ayudaré...
-¡Grandioso! -dijo Baloo, halagando su forma de agradecer.
Kaa reposó su cabeza en el hombro del niño y le dijo:
-Tu corazón es grande y tu lengua hábil. Llegarás muy lejos en la Selva. Pero ahora ve con tus amigos y duerme. No quiero que veas lo que va a suceder aquí. Continua...
Rudyard Kipling
Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada