EL TORITO DE LA PIEL BRILLANTE - RESUMEN - JOSÉ MARÍA ARGUEDAS

EL TORITO DE LA PIEL BRILLANTE

Este era un matrimonio joven. El hombre tenía una vaquita, la alimentaba dándole toda clase de comidas; no se cruzó con macho alguno. Un día apareció preñada. Y parió un becerrito de color marfil, de piel brillante. Apenas cayó al suelo mugió enérgicamente. El becerro aprendió a seguir a su dueño; como un perro iba tras él por todas partes. El becerro olvidaba a su madre; solo iba donde ella para mamar.
Cierto día, el hombre fue a la orilla de un lago a cortar leña. El becerro lo acompañó.
El hombre se puso a recoger leña hizo una carga y luego se dirigió a su casa. No se acordó de llamar al torito. Este se quedó en la orilla del lago comiendo la totora. Salió un toro negro, viejo y alto, del fondo del agua. Estaba encantado, era el demonio que Tomaba esa figura.
“Ahora mismo tienes que luchar conmigo. Tenemos que saber cual de los dos tiene mas poder. Si tú me vences, te salvaras, si te venzo yo, te arrastraré al fondo del lago”. “Hoy mismo no -contestó el torito-. Espera que pida licencia a mi dueño; que me despida de él. Mañana lucharemos vendré al amanecer.
“Bien dijo el toro viejo. Si no iré a buscarte en una litera de fuego, y te arrastraré, a ti y a tu dueño”. Así fue como se concertó la apuesta, solemnemente. El dueño salió de la casa a buscarlo por el camino del lago. Lo encontró en la montaña.
-“¿Qué es lo que ha ocurrido? Me he encontrado con el Poderoso, con mi gran Señor. Mañana tengo que ir a luchar con él. Mis fuerzas no pueden alcanzar a sus fuerzas. Hoy él tiene un gran aliento ¡Ya no Volveré! Me ha de hundir en el lago” -dijo el torito.
Al oír esto el hombre lloró. Y cuando llegaron a la casa, lloraron ambos, el hombre y la mujer. Y así, muy al amanecer, cuando aún quedaban sombras, cuando aún no había luz de la aurora, se levantó el torito, y se dirigió hacia la puerta de la casa de sus dueños, y les habló así:-“Ya me voy. Quedaos, pues, juntos”.
- “¡No, no! ¡No te vayas! - Le contestaron llorando - Aunque venga tu señor, tu encanto, nosotros le destrozaremos los cuernos”. -“No podréis” - contestó el torito.
El hombre corrió, le dio el alcance y se colgó de su cuello I lo abrazó fuertemente. – “¡No puedo, quedarme!” le decía el torito. – “¡Iremos juntos!” -“No mi dueño. Sería peor, ¡me vencería! Quizá yo solo, de algún modo pueda salvarme”.
En ese instante el sol salía, ascendía en el cielo. “Entonces ya no hay nada que hacer” - dijo el hombre; y se quedó en el camino. El torito se marchó. El dueño subió el cerro y llegó a la cumbre, miró el lago. El torito llegó a la ribera; empezó a mugir poderosamente. Y el agua del lago empezó a moverse; hasta que salió de su fondo un toro, grande y alto como las rocas.
Escarbando la tierra, aventando polvo, se acercó hacia el torito blanco. Se encontraron y empezó la lucha. Era el mediodía y seguían peleando. El torito luchaba; su cuerpo blanco se agitaba en la playa. Pero el toro negro lo empujaba hacia el agua. Y arrojó al fondo; el toro negro, dio un salto y se hundió tras de su adversario.
El hombre lloró a gritos; descendió la montaña; entró a su casa. La mujer lloraba sin consuelo. Hombre y mujer criaron a la vaca, madre del becerrito, amándola mucho, con la esperanza que de que pariera un torito igual. Pero transcurrieron los años y la vaca permaneció estéril. Los dueños pasaron su vida en la tristeza y el llanto.

Autor: José María Arguedas

Fuente: Cuentos Peruanos

37 comentarios:

  1. Me ayudo Muchoo.
    Gracias :)

    ResponderEliminar
  2. este cuento es de lo mas bonito y hermoso**bueno auque me a dado mucha pena me sigue gustando*

    ResponderEliminar
  3. estaba hermosa la historia anque el final dio pena pero como me hubiera gustado que el torito ganara abuuuuuuuuuu!!!

    ResponderEliminar
  4. este cuento me va a ayudar mucho gracias

    ResponderEliminar
  5. ta que xevere el cuento

    ResponderEliminar
  6. pobre torito los dos murieron pero se murio esetoro negro malo

    ResponderEliminar
  7. que chevere me ba a ayudar mucho

    ResponderEliminar
  8. es muy bonito en verdad este cuento son para las personas q tienen conocimiento de si mismos .....q, xiebre....

    ResponderEliminar
  9. me gusto mucho el cuento pero no me gusto q el torito se sacrificara para salvar a sus dueños... TT

    ResponderEliminar
  10. bonito porque el torito se sacrifico por sus dueños a los que queria mucho

    ResponderEliminar
  11. frank dice eta muy wueno me gusta muxo

    ResponderEliminar
  12. esto me sirvio de gran ayuda

    ResponderEliminar
  13. me gusto mucho aunque es triste

    ResponderEliminar
  14. me gusto...............

    ResponderEliminar
  15. q chevere esta el cuento

    ResponderEliminar
  16. estubo bueno pero el final dio pena pero me sirvira de ayuda en mi tarea

    ResponderEliminar
  17. q pena que haiga muerto el torito

    ResponderEliminar
  18. muy triste pero me ayudo mucho

    ResponderEliminar
  19. el autor es anónimo no de María Arguedas

    ResponderEliminar
  20. el cuento es triste y las personas ponen comentarios felices

    ResponderEliminar
  21. Este cuento es hermoso pero falta el ana´nlisis literario para un mejor información

    ResponderEliminar
  22. me gusto mucho se los recomiendo a todos como grandes y pequeños

    ResponderEliminar
  23. me gustado por que su dueño lo crio con mucho amor becerro

    ResponderEliminar
  24. ME GUSTA ESTE CUENTO Y TODOS DEBEMOS LEERLO PARA APRENDER

    ResponderEliminar
  25. es ermosa la historia .

    ResponderEliminar
  26. lindo el cuento
    quisiera tener esa imaginacion para escribir

    ResponderEliminar
  27. es hermoso me encanto☼♫◄↕‼1♠

    ResponderEliminar
  28. me ayudo en mi tarea

    ResponderEliminar