EL LIBRO DE LA SELVA - MADRE TIERNA


MADRE TIERNA
-Aunque lo diga él -dijo Padre lobo-, tiene razón. La manada debe saberlo; hay que mostrarlo.
¿Sigues decidida a tenerlo?
-¿Decidida? -dijo suspirando-o Nos llegó desnudo y de noche solo con hambre y nunca tuvo miedo. Mira cómo manda. Ha apartado a uno de mis hijos. Y ese vil carnicero cojo quería matarlo y huir al Waingunga.
Después vendrían los campesinos a sacarnos de nuestros cubiles. ¡Claro que me quedare con él!. Y tú, renacuajo, ésta te quieto. Llegará un tiempo, Mowgli gran hombre -ése será tu nombre-, en que no solo no te dejarás cazar por Shere Khan, sino que lo cazarás tú a él. Continua...

Rudyard Kipling
Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada