EL LIBRO DE LA SELVA - IMPERTINENTES


IMPERTINENTES
-Sé que en la historia han habido casos semejantes; pero nunca pasó en la manada -dijo Padre Lobo-. Y es tan indefenso que si lo golpeara con una pata, lo mataría; pero nos mira sin miedo.
La Luna iluminaba la cueva. De pronto todo oscureció. Shere Khan metió su cabezota y Tabaqui le chillaba por detrás:
-Señor, estoy seguro, se ha metido aquí.
-Estamos honrados con tu visita, Shere Khan -dijo Padre Lobo, aunque sus ojos expresaban lo contrario-. ¿Qué deseas?
-Mi presa, sólo eso. Perseguía a sus padres; pero han huido abandonando a su cachorro. Te lo exijo. Continua...
Rudyard Kipling
Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada