EL LIBRO DE LA SELVA - ENFURECIDO


ENFURECIDO
Brillaban en los ojos de Shere Khan la furia de su fracaso y de sus quemaduras. No iba a pasar. En una pelea no estaría cómodo sino encogido. Era como pelear dentro de un barril.
¡Somos del Pueblo Libre! -le gritó Padre Lobo- y sólo obedecemos al jefe de la manada. No a un cazador, como tú, de animales mansos. La criatura humana es nuestra. Y si queremos, la mataremos. Lo haremos nosotros, no tú.
-¿Qué lenguaje es ese? Me harta seguir oliendo esta asquerosa cueva; sólo reclamo justicia - y rugió estruendosamente.
Madre Loba se acercó. Sus ojos brillaban amenazantes. Continua...

Rudyard Kipling
Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada