Saltar al contenido

LA GALLINA LABORIOSA

Esta era una gallinita muy trabajadora y un día encontró en el corral unos granos de trigo.
-¿Quién quiere sembrar estos granitos de trigo? –preguntó a las avecitas que estaban en el corral.-Yo no–dije el pavo.- Yo tampoco-dijo el pato.-Entonces los sembraré yo-dijo la gallinita.

De los granitos de trigo crecieron unas plantitas, que la gallinita cuidaba con cariño y cuando las espiguitas estuvieron maduras y cosechadas, preguntó:

-¿Quién quiere llevar este trigo al molino?- yo no-respondió el pato.- Yo tampoco-dijo el pavo.
Entonces lo llevaré yo. Dijo la gallinita laboriosa.Y llevó el trigo al molino.
Cuando el trigo estuvo molido, la gallinita, nuevamente preguntó:
¿Quién quiere amasar la harina para hacer el pan?
– Nosotros queremos – contestaron el pato y el pavo.- Entonces lo haré yo – dijo la gallinita laboriosa y amasó la harina y coció el pan.
Cuando el pan estuvo listo dijo la gallinita laboriosa:
-¿Quién quiere comer este pan?¡Yo y mis patitos! – grito el pato.¡Yo y mi familia! – gritó el pavo.
– No, ustedes, no, porque en nada me han ayudado, me lo comeré yo y mis pollitos.-.
Y empezó a llamar a sus pollitos: ¡Cloc!, ¡Cloc!, ¡Cloc!¡Pio!, ¡Pio!, ¡Pio! Corrieron los pollitos a comer el pan.