Saltar al contenido

JESÚS Y LA NIÑA DEL CÁNTARO

JESÚS Y LA NIÑA DEL CÁNTARO

Por un Camino venia la aniña de Nazaret llorando con desconsuelo y el Niño Jesús la ve.- ¿Por qué lloras, buena niña?¿Tienes algo que temer?- ¡Ay! Fui por agua a la fuente y al regresar tropecé llevando el cántaro lleno y lo rompí sin querer.- No llores, ¡si no está roto! míralo bien, ¿no lo ves?Mira con ojos de asombro la niña junto a sus pies; allí está el cántaro lleno, el que acaba de romper . . .Sonriendo con dulzura, el niño Jesús se fue.
Ariceto Villar