Saltar al contenido

EL CUERVO ENFERMO

Un cuervo que se encontraba gravemente enfermo dijo a su acongojada madre:- Madre, ruega a los dioses por mí y ya no llores más.La madre le contestó:- ¿Y cuál de todos, hijo mío, tendrá piedad de tí? ¿Quedará alguno quien aún no le hayas rodado la carne?
MORALEJA: Échate en la cama y verás quien te ama, Los males que hacemos, a la hora de la parca pagaremos.
VALOR ALENTADO: El respeto a los demás
Fuente: Fábulas ejemplares de Esopo.