Mostrando entradas con la etiqueta Fábulas con Moraleja. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Fábulas con Moraleja. Mostrar todas las entradas

EL LEÓN Y EL JABALÍ - FÁBULA DE ESOPO

EL LEÓN Y EL JABALÍ
Durante el verano, cuando con el calor menta la sed, acudieron a beber a una misma fuente un león y un jabalí. Discutieron sobre quién sería el primero en beber, y de la discusión pasaron a una feroz lucha a muerte. Pero, en un momento de descanso, vieron una nube de aves rapaces en espera de algún vencido para devorarlo. Entonces, recapacitando, se dijeron: ¡Mejor seamos amigos y no pasto de buitres y cuervos!
MORALEJA: Las luchas inútiles sólo sirven para enriquecer y alimentar a sus espectadores.
VALOR ALENTADO: Cuídate de los que quieren hacerte daño.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo.

EL LEÓN Y LA LIEBRE - FÁBULA DE ESOPO

EL LEÓN Y LA LIEBRE
Sorprendió un león a una liebre que dormía tranquilamente. Pero cuando estaba a punto de devorarla, vio pasar a un ciervo. Dejó entonces a la liebre por perseguí al ciervo. Despertó la liebre ante los ruidos de la persecución, y no esperando más emprendió huida.
Mientras tanto el león, que no pudo alcanza al ciervo, ya cansado, regresó por la liebre y se halló con que también había fugado. Entonces el león se dijo
- Bien lo merezco, pues teniendo ya una presa la dejé para ir tras la esperanza de obtener una mayor.
MORALEJA: Protege el pequeño beneficio y mantenlo, hasta tanto no tengas realmente en tus manos uno mayor.
VALOR ALENTADO: Ser realista, que no es conformista.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo.

EL LEÓN ENAMORADO DE LA HIJA DEL LABRADOR - FÁBULA DE ESOPO

EL LEÓN ENAMORADO DE LA HIJA DEL LABRADOR
Se había enamorado un león de la hija de un labrador y la pidió en matrimonio. Y no podía el labrador decidirse a dar su hija a tan feroz animal, ni negársela por el temor que le inspiraba. Entonces ideó lo siguiente: le dijo que le parecía digno como yerno, pero que al menos debería cumplir con esta condición: que se arrancara los dientes y se cortara sus uñas, porque eso atemorizaba a su hija.
EI león aceptó los sacrificios porque en verdad la amaba. Una vez que el león cumplió lo solicitado, cuando volvió a presentarse ya sin sus poderes, el labrador lleno de desprecio por él, lo despidió sin piedad a golpes.
MORALEJA: No te fíes tanto como para despojarte de tus defensas, pues serás vencido por lo que antes te temían
VALOR ALENTADO: No haceros falsas ilusiones.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo.

EL LEÓN Y EL MOSQUITO - FÁBULA DE ESOPO

EL LEÓN Y EL MOSQUITO
Un mosquito se acerco a un león y le dijo:
- No te temo y no eres más fuerte que yo. Si crees lo contrario, demuéstramelo.
¿Qué arañas con tus garras y muerdes con tus dientes? ¡Eso, también lo hace una mujer con un ladrón!
Yo soy más fuerte que tú, y si quieres, ahora mismo te desafío a un combate.
Y zumbando, cayó el mosquito sobre el león, picándole repetidamente cerca a la nariz, donde no tanta pelo.
El león empezó a arañarse con sus propias garras, renunciando al combate.
El mosquito victorioso hizo sonar de nuevo su zumbido; y sin darse cuenta, de tanta alegría, fue a enredarse en una tela de araña. Al tiempo que era devorado por la araña, se lamentaba que él, que luchaba contra los más poderosos venciéndolos, fuese a perecer a manos de un insignificante animal, la araña.
MORALEJA: No cantes victoria antes de tiempo
VALOR ALENTADO: Respeta al grande como al pequeño.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo.

EL LEÓN Y EL BOYERO - FÁBULA DE ESOPO

EL LEÓN Y EL BOYERO
Un boyero que apacentaba un hato de bueyes perdió un ternero. Lo buscó, recorriendo los alrededores sin encontrarlo
Entonces prometió a le sacrificarle un cabrito descubría quién se lo había robado.
Entró al bosque y vio a un león comiéndose al ternero. Levantó aterrado las manos al cielo gritando:
- ¡Ohh gran Zeus antes te prometí inmolarte un cabrito si descubría al ladrón; pero ahora te prometo sacrificar un toro si consigo no caer en las garras del ladrón!
MORALEJA: Al buscar una solución, medítalo, porque con tu elección puedes convertirlo en otro problema.
VALOR ALENTADO: La mesura a la hora de elegir.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo.

LA RANA DEL PANTANO Y LA RANA DEL CAMINO - FÁBULA DE ESOPO

LA RANA DEL PANTANO Y LA RANA DEL CAMINO
Vivía una rana felizmente en un pantano profundo, alejado del camino, mientras su vecina vivía muy orgullosa en una charca al centro del camino. La del pantano le insistía a su amiga que se fuera a vivir aliado de ella, alejada del camino; que allí estaría mejor y más segura.
Pero no se dejó convencer, diciendo que le era muy difícil abandonar una morada donde ya estaba establecida y satisfecha. Y sucedió que un día pasó por el camino, sobre la charca, un carretón, y aplastó a la pobre rana que no quiso aceptar el mudarse.
MORALEJA: Pon atención a los amigos de corazón.
VALOR ALENTADO: El saber acatar los buenos consejos.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo.

EL LEÓN, LA ZORRA Y EL ASNO - FÁBULA DE ESOPO

EL LEÓN, LA ZORRA Y EL ASNO
El león, la zorra y el siempreingenuo asno se asociaron para ir de caza. Cuando ya tuvieron bastante, dijo el león al asno que repartiera el botín
Hizo el asno tres partes iguales y pidió al león que escogiera la su Indignado por haber hecho ese reparto, saltó sobre él y lo devoró.
Entonces pidió a la zorra que fuera ella quien repartiera. La zorra hizo un montón de casi todo, dejando en el otro grupo sólo unas piltrafas. Llamó al león para que escogiera de nuevo: Al ver aquello le preguntó el león que quién le había enseñado a repartir tan bien.
- ¡Pues el asno, señor, el asno!
MORALEJA: Aprendamos a llevamos del error ajeno.
VALOR ALENTADO: Apreciar el ejemplo ajeno.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo.

EL LEÓN Y EL RATÓN - FÁBULA DE ESOPO

EL LEÓN Y EL RATÓN
Dormía tranquilamente un león, cuando un ratón empezó a , juguetear encima de su cuerpo. Despertó el león y atrapo al ratón. A punto de ser devorado, le pidió éste que le perdonara, prometiéndole pagarle cumplidamente llegado el momento echó a reír y lo dejó marchar.
Pocos días después unos cazadores apresaron al rey le ataron con una cuerda a un frondoso árbol.
Pasó por ahí el ratoncillo, quien al oír los lamentos del león, corrió al lugar y desenrolló la cuerda, dejándolo libre.
- Días atrás -le dijo-, te burlaste de mí pensando que nada podría hacer por ti en agradecimiento. Ahora ya sabes que los ratones somos agradecidos y cumplidos.
MORALEJA: Nunca desprecies las promesas de los pequeños honestos. Cuando llegue el momento las cumplirán.
VALOR ALENTADOS: La gratitud.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo.

EL LEÓN Y EL ASNO PRESUNTUOSO - FÁBULA DE ESOPO

EL LEÓN Y EL ASNO PRESUNTUOSO
De nuevo se hicieron amigos el ingenuo asno y el león para salir de caza. Llegaron a una cueva donde se refugiaban unas cabras montesas, y el león se quedó a guardar la salida, mientras el asno ingresaba a la cueva coceando y rebuznando, para hacer salir a las cabras.
Una vez terminada la acción, salió el asno y le preguntó si no le había parecido excelente el haber luchado con tanta bravura para expulsar a las cabras.
- ¡Oh sí, soberbia -repuso el león-, que hasta yo mismo me hubiera asustado si no supiera de quién se trataba!
MORALEJA: Si te alabas a ti mismo, serás simplemente objeto de la burla, sobre todo dé los que mejor te conocen.
VALOR ALENTADO: La mesura para evitar el ridículo.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo.

EL LEÓN Y EL ASNO INGENUO - FÁBULA DE ESOPO

EL LEÓN Y EL ASNO INGENUO
Se juntaron el león y el asno para cazar animales salvajes. El león utilizaba su fuerza y el asno las coces de sus pies.
Una vez que acumularon cierto número de piezas, el león las dividió en tres partes y le dijo al asno:
- La primera me pertenece por ser el rey; la segunda también es mía por ser tu socio, y sobre la tercera, mejor te vas largando si no quieres que te vaya como a las presas.
MORALEJA: Si te vas a asociar para ganar, hazlo con uno que no sea demasiado superior a tu saber no a tu fuerza.
VALOR ALENTADO: La desconfianza para bien.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo.

EL LEÓN, LA ZORRA Y EL LOBO - FÁBULA DE ESOPO

EL LEÓN, LA ZORRA Y EL LOBO
Cansado y viejo el rey león, se quedó enfermo en su cueva, y los demás animales, excepto la zorra, lo fueron a visitar. Aprovechando la ocasión de la visita, acusó el lobo a la zorra expresando lo siguiente:
- Ella no tiene por nuestra alteza ningún respeto, -le dijo- y por eso ni siquiera se ha acercado a saludar o preguntar por su salud.
En ese preciso instante llegó la zorra, justo a tiempo para oír lo dicho por el lobo.
Entonces el león, furioso al verla, lanzó un feroz grito contra la zorra; pero ella, pidió la palabra para justificarse, y dijo:
- Dime, de entre todas tus visitas, ¿quién te ha da especial servicio como el que he hecho yo, que busqué por todas partes médicos que con su sabiduría te recetara remedio ideal para curarte, hallándolo por
- ¿y cuál es ese remedio?, dímelo inmediatamente -ordenó el lobo
- Debes sacrificar a un lo ponerte su piel como abrigo -respondió la zorra.
Inmediatamente el lobo fue condenado a muerte, y la zorra riéndose exclamó
- Al patrón hay que lleva hacia el rencor, sino hacia benevolencia
MORALEJA: Quien tiende trampas para los inocentes, es el primero en caer en ellas.
VALOR ALENTADO: Lealtad para con los semejantes.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo.

EL LEÓN Y EL DELFÍN - FÁBULA DE ESOPO

EL LEÓN Y EL DELFÍN
Paseaba un león por una playa y vio a un delfín asomar su cabeza fuera del agua.
Le propuso entonces:
- Nos conviene unimos a ambos, siendo tú el rey de los animales del mar y yo el de los terrestres...
Acepto gustoso el delfín. Y el león, quien desde hacía, tiempo, se hallaba en guerra con un loro salvaje, llamo al delfín para que le ayudara. Intentó el delfín salir del agua, mas no lo consiguió, por lo que el león lo acusó de traidor.
¡No soy yo el culpable ni a quien debes acusar, sino a la naturaleza -respondió el delfín-, porque ella es quien me hizo acuático y no me permite pasar a la tierra!
MORALEJA: En las alianzas, seguridad para .la confianza.
VALOR ALENTADO: La seguridad al elegir.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo.

EL LEÓN, PROMETEO Y EL ELEFANTE - FÁBULA DE ESOPO

EL LEÓN, PROMETEO Y EL ELEFANTE
No dejaba un león de quejarse ante Prometeo:
- Tú me hiciste bien fuerte y hermoso, - decía- dotado de mandíbulas con buenos colmillos y poderosas garras en las patas, y soy el más dominante de los animales.
Sin embargo, le tengo un gran temor algalia.
- ¿Porqué me acusas tan a la ligera? ¿No estás satisfecho con todas las ventajas físicas que te he dado? Lo que flaquea es tu espíritu - replicó Prometeo.
- Siguió el león deplorando su situación, juzgándose de pusilánime. Decidió entonces poner fin a su vida.
Se encontraba en esta situación cuando llegó el elefante, se saludaron y comenzaron a charlar.
Observó el león que el elefante movía constantemente sus orejas, por lo que le preguntó la causa.
- ¿Ves ese minúsculo insecto que zumba a mi alrededor? -respondió, el elefante-, pues si logra ingresar dentro de mi oído, estoy perdido.
Entonces se dijo el león: ¿No sería insensato dejarme morir, siendo yo mucho más fuerte y poderoso que el elefante, así como mucho más fuerte y poderoso es el gallo con el mosquito?
MORALEJA: Muchas veces, muy pequeñas molestias nos hacen olvidar las grandezas que poseemos:
VALOR ALENTADO: La fortaleza ante las adversidades.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo.

EL LEÓN Y EL TORO - FÁBULA DE ESOPO

EL LEÓN Y EL TORO
Pensando el león cómo capturar un toro muy corpulento, decidió emplear la astucia. Le dijo al toro que había sacrificado un carnero y que lo invitaba a compartirlo. Su plan era atacarlo cuando se hubiera sentado a la mesa.
Llegó al sitio el toro, pero viendo sólo grandes fuentes y asadores y ni asomo de camero, se largó sin decir una palabra. Le reclamo el león que por qué se marchaba así, pues nada le habla hecho.
- Sí que hay motivo – respondió el toro - pues todos los preparativos que-has hecho no son para el cuerpo de un esmero, sino para el de un toro.
MORALEJA: Mira y examina siempre con cuidado tu alrededor, y así estarás mejor protegido de los peligros.
VALOR ALENTADO: La desconfianza ante el enemigo.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo.

EL LOBO Y EL LABRADOR - FÁBULA DE ESOPO

EL LOBO Y EL LABRADOR
Llevó un labrador su yunta de bueyes al abrevadero.
Caminaba cerca un lobo hambriento en busca de comida.
El lobo encontró el arado y empezó a lamer los bordes del yugo, y enseguida y sin darse cuenta terminó por meter su cabeza adentro. Agitándose como mejor podía para soltarse, arrastraba el arado a lo largo del surco.
Al regresar el labrador, y viéndolo así, le dijo:
- ¡Ah, lobo ladrón, qué felicidad si fuera cierto que renunciaste a tu oficio y te has unido a trabajar honradamente la tierra!
MORALEJA: Broma o ironía. A veces los malvados parecen actuar bien, pero su naturaleza siempre los delata.
VALOR ALENTADO: El sentido del humor para encarar el mal.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo.

EL LOBO Y EL PERRO DORMIDO - FÁBULA DE ESOPO

EL LOBO Y EL PERRO DORMIDO
Dormía plácidamente un perro en el portal de una casa.
Un lobo se abalanzó sobre él, presto a darse un banquete, cuando en eso el perro le rogó que no lo matara aún.
- Mírame, ahora estoy en los huesos -le dijo-; espera un poco, ya que mis amos pronto van a celebrar sus bodas y como yo también me daré mis buenos atracones, me engordaré y seré un mejor manjar para tu gusto.
Le creyó el lobo y se marchó.
Al cabo de algún tiempo volvió. Pero esta vez encontró al perro durmiendo en una pieza elevada de la casa.
Se detuvo al frente y le recordó al perro lo que habían convenido. El perro repuso:
- ¡Ah lobo, si otro día de nuevo me ve dormir en el portal de la casa, no te preocupes por esperar las bodas!
MORALEJA: No tropieces dos veces con la misma piedra. Mejor dicho, la experiencia duele y enseña.
VALOR ALENTADO: Salvar la vida es virtud divina.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo.

EL LOBO Y EL CABRITO ENCERRADO - FÁBULA DE ESOPO

EL LOBO Y EL CABRITO ENCERRADO
Protegido por la seguridad del corral de una casa, un cabrito vio pasar a un lobo y comenzó a insultarle, burlándose ampliamente de él. El lobo, serenamente, le replicó:
- ¡Infeliz! Sé que no eres tú quien me está insultando, sino el sitio en que te encuentras.
MORALEJA: Con la vara que mides serás medido. A veces, no es el valor, sino la ocasión que nos hace arrogantes.
VALOR ALENTADO: No burlarse de los demás, porque pueden variar las circunstancias.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo.

EL LOBO FLAUTISTA Y EL CABRITO - FÁBULA DE ESOPO

EL LOBO FLAUTISTA Y EL CABRITO
Un cabrito se rezagó en el rebaño y fue alcanzado por un lobo que lo perseguí
Se volvió hacia este y le dijo:
- Sé que estoy condenado a ser tu almuerzo
Pero para no morir sin honor, toca la flauta y yo bailaré por última vez.
Y así lo hicieron, pero los perros, que no estaban lejos, oyeron el ruido y salieron a perseguir al lobo. Viendo la mala pasada, se dijo el lobo:
- Con sobrada razón me ha sucedido esto, porque siendo yo cazador, no debí meterme a flautista
MORALEJA: Al más pintado demonio lo pintan de diablo.
VALOR ALENTADO: La habilidad para salir de un problema.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo.

LOS DOS PERROS - FÁBULA DE ESOPO

LOS DOS PERROS
Un hombre tenía, dos perros. Uno era para la caza y otro para la guardia. Cuando salía de cacería iba con el de caza, y si cogía alguna presa, el amo le regalaba un pedazo al perro guardián. Descontento por esto el perro de caza, lanzó a su compañero reproches: Que sólo era él quien salía y sufría en todo momento; mientras que el guardián, Sin hacer nada, disfrutaba de su trabajo de caza.
El perro guardián le contestó:
- A mí no me reclames, sino a nuestro amo; ya que en lugar de enseñarme a trabajar como a ti, me ha enseñado a vivir tranquilamente del trabajo ajeno!
MORALEJA: Pide a tus mayores que te enseñen y preparen para el mañana, para que otros no vivan de tu esfuerzo.
VALOR ALENTADO: La educación para el mañana.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo

LOS PERROS HAMBRIENTOS - FÁBULA DE ESOPO

LOS PERROS HAMBRIENTOS
Vieron unos perros hambrientos, en el fondo de un arroyo, unas pieles que estaban puestas para limpiarlas; pero como debido al agua que se interponía no podían alcanzarlas, decidieron beberse primero el agua para así llegar fácilmente a las pieles.
Pero sucedió que de tanto beber y beber, reventaron antes de llegar a las pieles.
MORALEJA: Las acciones apresuradas y torpes pueden conducimos a un absurdo final. A veces es mejor esperar.
VALOR ALENTADO: La cordura, para tomar decisiones.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo