EL ARTE GRANADINO RESUMEN

El Arte Granadino



El arte granadino alcanza una perfección y riqueza ornamental no superada. Entre los palacios son famosísimos el Generalife, (siglo XIV), casa de campo, mirador incomparable, rodeado bellísimos jardines; Daralhorra, o casa de la Reina, y la Alhambra, palacio-fortaleza construido en lo alto de una colina que rodean el Darro y el Genil

El conjunto de la residencia fortaleza comprende la Alcazaba, la Alhambra propiamente dicha y las Torres Bermejas. La Alcazaba, construida por Mohamed I (siglo XIII), responde a las tradiciones de la fortificación oriental La Alhambra, edificada en el siglo XIV fuera de la Alcazaba, está formada por el palacio de Yusuf I o palacio de Comares, con la maravillosa sala de Embajadores y el Peinador de la Reina, que con ella compite en belleza, de policromía caliente, con predominio del rojo y amarillo en los atauriques de la decoración muy estilizados. A Mohamed V se le debe el suntuoso palacio del que es centro el patio de los Leones, las salas de los Abencerrajes, de la Justicia, de las dos Hermanas y el patio de los Arrayanes. La decoración de los atauriques es más naturalista, pero la mía decae, se debilita, mas hay que rendirse ante la magia del efectismo, de esta etapa 'decadente. La construcción es arquitrabada y entramada; las cubiertas planas o cúpulas de estalactitas. Columnas pareadas en el patio, de fustes esbeltos: arcos de varias formas, de medio punto, peraltados, polilobulados. apuntados, mitrados, etc. Los tímpanos son calados. La decoración. de yeso y azulejos, espléndida. 

El arte granadino o nazarí no posee apenas elementos nuevos es la última etapa de la evolución del arte árabe español, Tiene algunos rasgos originales y felicísimos, como los arcos peraltados y festoneados; las columnas con varios anillos en el fuste y sus capiteles cúbicos: labores de carpintería de lazo ataujerado y otros detalles primorosos que caracterizan bien este arte elegantísimo que penetra en Marruecos y en la España cristiana palacios mudéjares. La escultura y pintura, aunque interesante, no es de importancia ni están a la altura de la arquitectura. Los leones que la taza de la fuente del Patio de los Leones son esculturas estilizadas. 

Son pinturas musulmanas únicamente las de la torre de las Damas (otras de la Alhambra son cristianas) por el arte y por los artistas y recuerdan la influencia árabe de miniaturas de Mesopotamia. La casa granadina era en el exterior misteriosa, reservada. rentaba una gran sobriedad en franco contraste con los finamientos del interior, alegre, higiénica y concentrada en si misma. Apenas existían otros huecos que pequeñas ventanas cerradas con tupidas celosías y las puertas. El patio es el centro de la distribución de la casa y de la vida. En algunas había albercas, con fuente y surtidores, flores y arrayanes, y con jardines en terrazas. Las casas no tenían cocina, pues se guisaba en anafres portátiles, pero nunca falta el retrete, desconocido en la España cristiana. El lujo de la vida íntima era extraordinario. 

En la misma Alhambra se escribió una alabanza de las decoraciones de sus salas: "Sus paredes están adornadas de modo tal que la elocuencia es vana para elogiarlas, pues su belleza no tiene expresión en palabras." "Párate y admira cómo cada filigrana tiene por generatriz otra figura de la cual procede y que con ella se combina hermoseando la primera." "Y su dibujo semeja un rico tejido. cual si cubrieran sus muros el oro y la seda. 

El Arte Granadino

Fuente: Anónimo

No hay comentarios:

Publicar un comentario