SUBRAYADO - APRENDE LAS TÉCNICAS DEL SUBRAYADO

 Subrayado - Aprende Las Técnicas Del Subrayado

El Subrayado

Se utiliza para expresar las ideas principales de un texto.

Para ello debemos dominar la lectura comprensiva, sabiendo buscar y distinguir esas ideas principales y sólo subrayar las palabras necesarias para expresar el texto y es el momento de, tomando una actitud crítica, comprender, asimilar y relacionar las ideas nuevas con nuestros conocimientos anteriores y mentalmente formarnos un esquema donde colocarlos, a la vez que nos formulamos preguntas sobre ellos para confirmar o no las hipótesis presentadas. Esto nos permitirá efectuar un resumen de lo expuesto. Esta técnica es muy útil; sin embargo, hay ocasiones en las que no es conveniente usarla:

  • Cuando trabajamos con libros que no son nuestros.
  • Cuando son libros prestados de la biblioteca.
  • Cuando, siendo nuestro el libro, se trate de ediciones de lujo o muy buenas

El Subrayado es algo muy personal, por eso no conviene que tú subrayes libros que no son tuyos y, al revés, tampoco es conveniente estudiar con libros subrayados por otros.

¿Por qué Es Bueno Subrayar?

• Supone una lectura activa en la que debemos estar concentrados en el texto.
• Evita distracciones y favorece la atención.
• Es una lectura selectiva buscando lo importante.
• Permite rápidos repasos.

¿Qué hay que subrayar?

Hay que intentar subrayar todo lo fundamental. Para ello, más que destacar palabras, hay que destacar ideas,
es decir, se deben subrayar las palabras con el máximo de contenido alusivo a la idea principal. Si seguimos esta pauta no abusaremos del subrayado y facilitaremos los repasos posteriores.
Además de las ideas, también hay que subrayar datos, fechas, tecnicismos, clasificaciones, etc.
Una ayuda para realizar un buen subrayado es hacerse preguntas sobre el texto durante su lectura. Las respuestas que el mismo texto nos va dando es lo que hay que destacar.

Formas de subrayar

Podemos diferenciar tres maneras: lineal, de enlace y con signos.

Lineal:
Es el subrayado hecho con líneas, y se pueden utilizar dos vértices: Usando doble raya (==), una raya (– –) o una línea de puntos (....) dependiendo de la importancia de la idea a destacar. También se puede encerrar las palabras clave dentro de un círculo, usando distintos colores: Para las ideas principales, rojo; para las secundarias, azul.
Las palabras claves se pueden destacar con rotuladores fluorescente.

De Enlace:
Utilizar dos o tres palabras entresacadas del texto y que lo resuman, escribiéndolas en el margen izquierdo. Para facilitar su localización, se pueden ir enumerando.

Con Signos:
Utilizando signos convencionales u otros personales elaborados por ti. Estos signos suelen ir al margen. Se puede usar una interrogación para expresar que no lo entiendes; (*) cuando es algo importante: signo más (+) para ideas ya repetidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario