KIM DAE JUNG BIOGRAFÍA RESUMEN


KIM DAE JUNG BIOGRAFÍA RESUMEN 

 Kim Dae Jung: de patrón de barcos a patrón de la nación. La evolución biográfica e ideológica del político coreano que llegó a ser el primer presidente católico de su país. 

Nacido en 1925 en Mokpo, en el entorno de una familia de estibadores. Estudió en la escuela de comercio de su localidad, donde se graduó en 1943. Dos años después, con el fin de la II Guerra Mundial, inició su negocio naviero, poseyendo dos compañías en 1948, año en que se produjo la Independencia de Corea(había sido posesión japonesa desde 1910). 

En las elecciones de 1960, Kim Dae Jung ya era el portavoz del partido y diputado en el parlamento por el distrito de Inje. Además, su partido había ganado las elecciones con Hang Myon, después de que el fraude electoral obligase a la renuncia al presidente Rhee. Pero el golpe de Estado del general Park Chung Hee privó de su mandato a Kim Dae Jung. Desde 1963, la dictadura militar se transformó en una pseudodemocracia con un partido militarizado. El 8 de agosto de 1973 es secuestrado por los servicios de inteligencia coreanos y trasladado a Seúl. Las presiones internacionales obligan al régimen a soltarlo, aunque tendrá que comparecer por nuevas acusaciones ante los tribunales. Estos hechos hacen de Kim Dae Jung una personalidad de talla internacional. En 1976, en la catedral católica de Seúl suscribe una proclama por la salvación de la Patria a través de la democracia. Los firmantes fueron detenidos y condenados, en su caso, a ocho años de cárcel. Por problemas de salud fue liberado a los cuatro años por una amnistía presidencial en 1980. 

Entretanto, la situación del país había empeorado, el presidente había sido eliminado por los militares y el general Chun Doo Hwan se convirtió en el hombre fuerte de Corea del Sur. Kim Dae Jung, junto a otros líderes de la oposición, fueron arrestados, pero esto desencadenó una fuerte revuelta en la ciudad de Kwangju, feudo de Kim Dae Jung, que tuvo que ser tomada por las armas. Kim Dae Jung fue condenado a muerte, pero las presiones norteamericanas consiguieron cambiársela por la perpetua y después por la de veinte años. Sin embargo, fue excarcelado a los dos años, exiliándose en Estados Unidos en 1982. Allí participó en los numerosos círculos de emigrados coreanos. En 1985 volvió a su país escoltado por tres congresistas norteamericanos, lo que no impidió su detención por las autoridades surcoreanas. Desde entonces vivió bajo vigilancia domiciliaria, lo que no impidió que liderase junto a Kim Young Sam el Partido Democrático de la Nueva Corea, que agrupaba la oposición a la autoridad militar. En noviembre de 1987, Kim Dae Jung lideraba en solitario el Partido de la Paz y la Democracia. Pero la división proporcionó la victoria del candidato militar, el gerenal Roh Tae Woo con un 35,9%. Kim Dae Jung obtuvo el 26,5% mientras, Kim Young Sam el 27,55%. 

En 1998, Kim Dae Jung, con un programa de austeridad, libre mercado y patriotismo (remarcando la necesidad de unificar el país), obtuvo por fin la victoria. Era la primera vez en la historia independiente del país que un católico llegaba a la más alta magistratura. Bajo su mandato se hizo necesario la reestructuración de un país afectado por la fuerte crisis económica que asoló a los Tigres del Pacífico. Los despidos fueron de millares de trabajadores y el paro llegó al 8%. Sin embargo, en política internacional, Corea del Sur acrecentó su alianza con Estados Unidos, pero tendiendo la mano a su hermana del norte: la diplomacia surcoreana intentó paliar en lo posible las restricciones contra el régimen norcoreano y a su vez abrir cauces a una negociación que llevase a una reunificación del país. Su política de reconciliación fue premiada con el Nobel de la Paz de 2000. 

Pero la vida se le complicó aún más cuando la policía detuvo a sus hijos por tráfico de influencias y fueron encarcelados por corrupción. Kim Dae Jung tuvo que renunciar a la presidencia y militancia en su partido y sufrir una fuerte oposición contra su mandato, ante la imposibilidad de negar la corrupción que habían protagonizado sus tres hijos. No obstante, la política norteamericana de obstaculizar el diálogo de reencuentro entre las dos coreas posibilitó que Roh Moo Hyun, candidato del partido de Kim Dae Jung, ganase las elecciones presidenciales. A pesar de todo, Corea del Norte ha recrudecido su política hostil con la reapertura de su programa nuclear y la proliferación de choques fronterizos con sus vecinos surcoreanos y japoneses. Para Kim Dae Jung significaba el final de su carrera política: una vida dedicada a intentar unificar a las dos Coreas.

Autor: Anónimo 

No hay comentarios:

Publicar un comentario