LECTURA LA HORMIGA Y EL PERICO - FÁBULA CON MORALEJA


LA HORMIGA Y EL PERICO

En un hermoso valle habitaba una hormiga muy peculiarya que tenía buenas expectativas. Un día, la pequeña hormiga deseaba hacer algo diferente que parecía imposible, estaba enfadada de lo mismo de siempre. La Hormiga dijo: - Quisiera volar sobre los cielos, ver más allá del horizonte. Se escucharon algunos ruidos burlescos, la hormiga se preguntaba de dónde provenía, llego del cielo un perico diciéndole: - ¡Ja, mira nomás! ¿Y tú crees que puedes volar?, es imposible, creo que estas alucinando un poco-. La hormiga un poco enojada le dijo: - Nada es imposible, no significa de que sea pequeña no pueda volar-. El perico le hizo una apuesta: - Si dices que puedes volar demuéstramelo, te daré muchos aperitivos, pero si no, te irás del valle para siempre.

La hormiga con su valentía aceptó la apuesta, el perico le dijo:

- Entonces hazlo, salta de un barranco-. La hormiga salto del barranco y cayó de manera estruendosa; milagrosamente se recuperó al poco tiempo. Al recuperarse diseñó un sinfín de planos hasta lograr su objetivo, elaboróunas alas hechas de hojas y un trozo de liana, preparó alimento suficiente para el viaje hacia la cima de la colina.


Durante el viaje la hormiga se encontró una cucaracha demasiado perezosa, a lo que la hormiga le dijo:

- Hola, ¿podría ayudarme?-

La cucaracha la miro con enfado y le dijo: - Si me das un pedazo de tu comida, te diré donde se encuentra-.
La hormiga aceptó y le dio el pedazo; la cucaracha sonrió y le dijo: - Quédate aquí, mira que cómodo estoy-. La hormiga le comentó del proyecto, la cucaracha comenzó a reír sin parar y le dijo: - Eso es imposible, una hormiga como tú no es capaz de lograrlo-. La hormiga le quito el pedazo de comida y dijo: - Entonces consíguete tu propio alimento-La hormiga se marchó hacia la colina.
Al llegar a la colina se encontró con el mismo perico y éste le dijo: - ¡Necia!, que no vez que no puedes lógralo, ya ríndete. La hormiga saco de su bolsillo las hojas y la liana con forma de alas; el perico dijo: - Esta bien, inténtalo, aunque no creo que puedas -. La hormiga se colocó las alas, exhalo profundamente y se dijo a si misma: - Sé que puedo lograrlo, no fallare esta vez. Hizo el salto, el perico se quedó asombrado al ver que la hormiga volaba. La hormiga por fin logro volar y al aterrizar le dijo al perico: ¡Ya vez!, nada es imposible-; el perico dijo: - Perdóname hormiga por dudar de tus capacidades. La hormiga le dijo: - No te preocupes, todo se puede.


Nada es imposible, solo hay que tener perseverancia e inteligencia para poder conseguir tus sueños.

Autor: Luis Fernando Valdez Damian



Cuento La Hormiga Y El Perico

1 comentario:

  1. Excelente tu cuento, me gusto el mensaje que deja, sigue asi :)

    ResponderEliminar