EL SACRO IMPERIO ROMANO GERMÁNICO RESUMEN


EL SACRO IMPERIO ROMANO GERMÁNICO RESUMEN

El Tratado de Verdún dividió al Imperio Carolingio en tres reinos: Germania, Francia y Lotaringia. De estos reinos, el que logró sostener con mayor vigor la autoridad real fue el de Germania. Sin embargo, algunos grandes duques dominaban el país.

Uno de ellos, Enrique el Pajarero, duque de Sajonia, fue elegido rey el año 918 e intentó afianzar su poder en oposición a los grandes duques. En aquel entonces, Germania estaba amenazada por las constantes invasiones de los normandos, húngaros y eslavos. Estos últimos provenían, al igual que los húngaros, de Europa oriental.

Éste fue el reino que el año 936 heredó Otón 1, hijo de Enrique el Pajarero. A diferencia de los últimos carolingios en Francia, Otón I defendió su reino de las invasiones y detuvo las ambiciones de la nobleza.
Por esta razón, Otón fue proclamado emperador en el año 962. De esta manera nació el Sacro Imperio Romano Germánico, cuya larga vida recién concluyó en 1806. Este imperio, que tuvo en Carlomagno su gran inspirador, se transformó en la principal potencia de Europa.

El Sacro Imperio Romano Germánico Resumen, Sacro Imperio Romano Germánico, Sacro Imperio Romano Germánico Historia Universal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada