LA PANTOMINA RESUMEN


LA PANTOMINA

A la gente de la Grecia antigua le gustaba mucho la cultura, la música, las artes plásticas y el teatro; pero los escenarios no contaban con las ventajas técnicas con que cuentan los de ahora, con luces y con techo. Aunque tenían una buena acústica, eran tan grandes que el último espectador de la fila no podía distinguir los gestos que el actor hacía ni escuchar lo que decían. Entonces, los actores buscaron alguna manera de expresar lo que querían decir, sin necesidad de hablar, y decidieron exagerar la expresión con su cuerpo y sus gestos. Aún así, el último de la fila no alcanzaba a distinguir si el actor estaba llorando o se reía. Entonces decidieron pintarse la cara de blanco y, ahora sí, hasta el último espectador comprendía el espectáculo. Al paso de los años vieron que era mejor separar ese arte en otra rama y le dieron por nombre “pantomima” que proviene del griego: pantos “imitación” y mime “todo”. Es decir, pantomima significa “imitar todo”.
La pantomima es, por lo tanto, una representación teatral sin palabras, mediante figuras y gestos. Es un drama hecho a partir de la mímica. En la Edad Media, se siguió cultivando este género. En Italia, nació la comedia popular. Había unas compañías de teatro ambulantes que iban de un lugar a otro, presentándose en las plazas, calles y sitios públicos. Usaban máscaras que luego fueron cambiándose por harina y polvo en la cara. Esta práctica dio origen al maquillaje que usan los mimos en la actualidad.

En esta representación, los actores y las actrices expresan sin hablar todo tipo de acciones, emociones y sentimientos. Lo hacen por medio de actitudes y ademanes.

Los personajes más característicos son Arlequín, Colombina y Pierrot. El más conocido es el colorido Arlequín. Arlequín era un personaje de la antigua comedia italiana, que era objeto de burlas. Vestía trajes ajustados con rombos de distintos colores.
Los mimos generalmente se visten con ropas de color negro y blanco. Usan guantes blancos para destacar los movimientos. El maquillaje que usan es una base blanca y se pintan las cejas, o cualquier otro detalle, en la cara (como una lágrima por ejemplo), con lápiz negro. La boca casi siempre va en rojo. El peinado de los mimos debe ser preferiblemente hacia atrás, para que los cabellos no cubran el rostro y los gestos se distingan.
La Pantomina Resumen

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada