YACI Y SU MUÑECA - LEYENDA DE BRASIL


YACI Y SU MUÑECA


Yaci tenía una muñeca que no era igual que las demás, la había hecho ella misma con una mazorca de maíz, vestida con hojas de la misma planta.

La muñeca se llamaba Curumín. Yaci la quería tanto que no la dejaba un momento.

Yaci jugaba con Curumín. La bañaba, la vestía, la mecía en su hamaca y siempre la tenía en sus brazos. Su madre la llamaba para que ayudara en las tareas de la casa, pero Yaci estaba tan distraída que ni la oía.

Un día, después de llamarla varias veces la madre de Yaci se enojó y le dijo:

—¡Si sigues tan desobediente voy a quitar te esa muñeca! solamente lo decía para que la niña obedeciera, pero Yaci se asustó y decidió esconder a su Curumín. Con su muñeca en brazos se fue hacia las orillas del río, en donde se bañaba todas las mañanas. Allí encontró a su amiga, la tortuga.

—¿Qué buscas por aquí, Yaci?

—Un sitio para esconder a mi muñeca.

— Esto es fácil – dijo la tortuga – ; haz como yo : escarbo en la arena y escondo mis huevos.

Yaci cavó con sus manos un agujero igual que al que veía a su amiga la tortuga.

No te preocupes -dijo la tortuga- al mismo tiempo que vigilo mis huevos vigilaré tu muñeca. Y Yaci regresó a casa.
Las grandes lluvias habían llegado. Llovía sin cesar. Pasó bastante tiempo antes de que Yaci pudiera salir a buscar a su muñeca.

Cuando llego el verano, Yaci volvió a la orilla del río. Allí donde había escondido a su muñeca encontró una hermosa planta con muchas mazorcas de maíz. Tomó una, la vistió con las hojas y se hizo una muñeca que era igual a su Curumín.

Con las mazorcas que quedaron, la mamá de Yaci preparó muchas veces ricas tortillas de maíz.

Leyenda de Brasil


Yaci Y Su Muñeca, Leyenda De Brasil, Leyendas, Cuentos Infantiles, Cuentos Para Niños, Cuentos Con Valores, Resumen, Yaci Y Su Muñeca De Maíz, Yaci Y Su Muñeca Un Cuento De Brasil

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada