LA HORMIGA Y EL GRILLO - CUENTOS SOBRE GRILLOS


LA HORMIGA Y EL GRILLO

El grillo y la hormiga, hace muchos años habían sido unas bellas mujeres, amantes de la alegría y la diversión y se pasaban la vida de jarana en jarana. Como eran jóvenes y solteras no tenían quien juzgue sus actos. Aunque los pretendientes eran muchos, ellas no querían responsabilidades y seguían su vida alegre y despreocupada.

En una ocasión, en casa de unos músicos a donde frecuentaban, doña hormiga había tomado tanta chicha "Con punto" que no despertó durante un día íntegro. En vista de que había otra fiesta donde gozar doña grillo trató de despertar a su amiga, pero todo fue envano. Le dio palmadas, sacudones y nada. Entonces impaciente la amiga tomó una raja de molle y le dio tal paliza en la cintura que faltó poco para que se la trozace y al instante la alegre mujer se convirtió en la hormiga de brevísima cintura (rachi tzeqlla) y presurosa desapareció a realizar los trabajos que nunca había hecho.

Al quedarse sola doña grillo vio que ya no eran llamativas las fiestas, pero como no tenía dotes de mujer hogareña solía vagar por los campos y temerosa se escondía bajo las piedras y una noche excesivamente fría se convirtió en grillo y como sentía frío, con voz lastimera comenzó a gemir: - ¡alalau, alalau, huareqaputzcaculla shaqchi y awacullashaqchi! (que frío, que frío, mañana hilaré y me tejeré una manta).
Pero al llegar el día, con sus rayos vivificadores, se olvidaba de hilar y hacerse una manta y más bien tomaba una vieja guitarra y salía a cantar y es seguro que a la noche seguirá con sus lamentos y promesas, tan conocidos y monótonos, que se parece a mucha gente que promete y promete sin cumplir jamás.

La Hormiga Y El Grillo, Cuentos Sobre Grillos, Cuentos Infantiles, Cuentos Cortos Para Niños

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada