LA RANA QUE QUISO SER GRANDE COMO EL BUEY FÁBULA CORTAS


LA RANA QUE QUISO SER GRANDE COMO EL BUEY FÁBULA CORTAS

El majestuoso y corpulento buey se paseaba por el campo, y pasó junto a una pequeña rana. Ésta quedó admirada de tanta grandeza, y sintió envidia. ¿Por qué era ella tan insignificante, si otros animales podían ser tan grandes? Pensó entonces que bastaba proponerse ser enorme para conseguirlo. Y se dispuso a hacer la prueba. Abrió cuanto pudo la boca y aspiró profundamente, inflándose.

- ¿Soy tan grande como el buey? – preguntó entonces a otras ranas.

- Ni con mucho – le contestaron.
Volvió a intentarlo otra vez y se hinchó un poco más.

- ¿Y ahora?

- Te falta mucho – respondieron sus hermanas.

Una tercera vez intentó la prueba. Pero la piel estirada no resistió más y, al inflarse nuevamente, el animalito estalló con el esfuerzo. Así murió la rana infeliz, henchida de vanidad.

Moraleja: Tal sucede con aquéllos que quieren aparentar lo que no son.

FEDRO

La Rana Que Quiso Ser Grande Como El Buey Fábula Cortas, Fábulas De Fedro, Fábulas Muy Cortas Para Párvulos, Fábulas Para Preescolar, Fábulas Para Inicial

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada