CUENTOS CON GUIONES TEATRALES CORTOS HASTA LA VISTA


CUENTOS CON GUIONES TEATRALES CORTOS HASTA LA VISTA

La escena transcurre en un consultorio de psicoanalista. Hay un escritorio, dos sillas y un sofá. Sobre la pared cuelga un cartel que dice: “Doctor Iván Diván”.
(El doctor Iván Diván está recostado en el sofá. Oye golpear la puerta. Se levanta y hace pasar al señor Sánchez.)

DOCTOR: Adelante. (Le da la mano.) Buenas tardes.

SÁNCHEZ: Buenas tardes.

DOCTOR: Dígame, ¿cuál es el motivo de su visita?

SÁNCHEZ: Si quiere saber qué me trajo aquí, le digo que me trajo un colectivo, el sesenta.

DOCTOR: Mire, por favor, ¿por qué no se sienta? (Le señala una silla)

SÁNCHEZ: ¿En el sesenta? En el sesenta a veces me siento y a veces no me siento. Depende de que haya asiento.

DOCTOR: (Respira hondo varias veces, tratando de mantener la calma) Pero yo digo por qué no se sienta aquí.

SÁNCHEZ: Gracias, cómo no. (Se sienta) Cuando puedo también me siento en el sesenta.

DOCTOR: Bien, señor, le ruego que vayamos al grano.

SÁNCHEZ: ¿Al grano? Pero... ¿qué me está diciendo? ¿De qué grano me habla? ¿Usted es médico de piel o psicoanalista? Yo de la piel estoy sano, no vine a verlo por ningún grano.

DOCTOR: Disculpe, yo sólo... quise decir, vayamos a la médula de la cuestión.

SÁNCHEZ: ¿La médula? ¿Usted es médico de huesos? Yo vine a ver a un psicoanalista. Mis huesos están lo más bien.

DOCTOR: Bueno, vayamos al...
SÁNCHEZ: ¿A dónde vamos a ir?. Yo vine aquí para hacerle una consulta, no para ir a otra parte. Si hubiera querido ir a otra parte alo mejor no hubiera tomado el colectivo sesenta.

DOCTOR: Quise decir, vayamos al centro de...

SÁNCHEZ : ¿Al corazón? ¿Para qué vamos a ir al centro?, Mire doctor, yo no vine a pasear, vine porque...

DOCTOR: Quise decir al centro de su dificultad, al corazón de sus conflictos.

SÁNCHEZ: ¿Al corazón? ¿Usted es psicoanalista o médico cardiólogo? Yo del corazón estoy diez puntos.

DOCTOR: (Para sí mismo) En cambio el mío está a punto...a punto de estallar. (Al señor Sánchez.) Es una forma de hablar, entiéndame, por favor.

SÁNCHEZ: Ah, yo vengo a verlo para hacerle una consulta, para que usted me ayude y yo tengo que entenderlo a usted. Es usted el que me tiene que entender a mí.

DOCTOR: Claro, yo quiero entenderlo, por eso le pido que me atienda.

SÁNCHEZ: ¿Qué yo lo atienda?
Pero, ¿dónde se ha visto que el paciente atienda al médico? ¡Es usted el que me tiene que atender! ¡Para eso vine!

DOCTOR: Justamente eso es lo que le estoy preguntando: ¿para qué vino?

SÁNCHEZ: Vine para que usted me atienda.

DOCTOR: ¡Pero, señor! Para poder atenderlo necesito que también usted me atienda...

SÁNCHEZ: ¿En qué quedamos? ¿Quién va a atender a quién?
DOCTOR: ¡Por favor! Cuando le digo que me atienda le quiero decir que me preste atención, que me escuche, que me preste oídos...


SÁNCHEZ: Ah, ¿pero usted es psicoanalista o médico de oídos? Yo de los oídos ando muy bien.

DOCTOR: Bueno, lo escucho, por favor, analicemos el problema.

SÁNCHEZ: ¿El problema? ¿Qué problema? ¿Usted es psicoanalista o doctor en matemáticas? Yo no vine a hacer cuentas ni a resolver problemas.

DOCTOR: Pero señor, por favor, cálmese un poco. Piense antes de hablar. Primero piense y después abra la boca.

SÁNCHEZ: ¿Qué abra la boca? Pero, ¿usted es psicoanalista o dentista? Yo de la boca estoy perfecto. Mire. (Abre la boca de par en par).

DOCTOR: Espere, por favor, espere un instante. (Para sí mismo). Yo tendría que tomar un sedante. (Al señor Sánchez). Me parece que usted necesita ver más claro lo que...

SÁNCHEZ: ¿Ver más claro? Pero, ¿usted es oculista o psicoanalista? Yo veo perfecto. No necesito un oculista.

DOCTOR: (Mira el reloj) Señor, su tiempo ha terminado. (Lo acompaña hasta la puerta y prácticamente lo saca afuera). Ya que no necesita un oculista, que le vaya bien y... ¡hasta la vista!.
ADELA BASH

Cuentos Con Guiones Teatrales Cortos, Cuentos Con Guiones Teatrales Infantiles, Cuentos Con Guiones Teatrales Cortos Hasta La Vista De Adela Bash, Cuentos Infantiles Con Diálogos

1 comentario: