CÓMO UN SULTÁN HALLÓ UN HOMBRE HONRADO


CÓMO UN SULTÁN HALLÓ UN HOMBRE HONRADO


Cierto Sultán deseaba hallar un hombre honrado para confiarle el cobro de las contribuciones y como no supiese donde buscarlo, pidió parecer a un sabio, quien le aconsejó publicase la necesidad en que se hallaba, y luego, una noche determinada, convocase a los solicitantes a su palacio, para escoger el más apto.

- Si su Majestad les invita a bailar, yo le indicaré quién es el más honrado.
A su debido tiempo llegaron los solicitantes a palacio, y una vez allí, fueron invitados por un oficial de la corte a presentarse ante el Sultán, uno a uno, por el cual les fue preciso pasar por un sombrío y desierto corredor. Cuando estuvieron reunidos todos ante el trono, díjoles el Sultán con tono amable:

- Caballeros, complaceríame en extremo verlos danzar; ¿tienen a bien hacerlo?
- Sonrojáronse todos y rehusaron, excepto uno, que bailó alegremente y con elegancia.

- Ese es el hombre honrado –dijo el sabio, señalándole-
En efecto, a lo largo del corredor, el sabio había colocado sacos llenos de dinero; todos los que no eran honrados se habían llenado de él sus bolsillos al ir hacia el trono del Sultán, e indudablemente, si hubieran bailado, se les habría oído el ruido del dinero; por eso rehusaron llenos de vergüenza.

Cómo Un Sultán Halló Un Hombre Honrado, Cómo Un Sultán Halló Un Hombre Honrado Cuento Corto, Resumen De Cómo Un Sultán Halló Un Hombre Honrado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada