FÁBULAS DE ESOPO EL LEÓN Y EL MOSQUITO


FÁBULAS DE ESOPO EL LEÓN Y EL MOSQUITO


“¡Apártate, insecto miserable, excremento de la tierra!”
Con estas palabras, un león hablaba un día a un mosquito.

Mas éste le declaró la guerra

“¿Piensas acaso, le dijo, que tu título de rey me atemoriza o me preocupa?

Un buey es más macizo que tú, y lo llevo según mi fantasía”.

Acabadas apenas estas palabras, Él mismo inicia la carga, Pregonero y héroe a un tiempo. En el ataque, pone espacio de por medio, Escoge el momento, se lanza sobre el cuello Del león, a quien casi enloquece.

El cuadrúpedo enfurece, sus ojos echan chispas; Ruge. Todos se esconden y tiemblan a su alrededor; Y esta alarma universal

No es más que la obra de un mosquito.

El aborto de mosca, en cien lugares le pincha; Unas veces en el lomo, otras en el hocico, Entrando incluso al fondo de sus narices.

La rabia entonces se halla en su punto culminante.

El invisible enemigo triunfa y ríe, viendo

Que no hay garra ni diente, de la bestia irritada, Que no la vaya dejando maltrecha y ensangrentada.

El desgraciado león se desgarra a sí mismo, Hace retumbar sus flancos con duros coletazos, Araña inútilmente el aire; y su furor extremo Le fatiga, le deja desplomado: con su alma no puede.

El insecto, glorioso, se aleja del combate:

Como anunció el ataque, anuncia la victoria, Le anuncia por todas partes, y encuentra, por el camino, La emboscada de una telaraña:

En ella la muerte halla.

¿Qué cosa, con esto, debemos aprender?

Me parece que dos: una que, de entre nuestros enemigos, Los más temibles son a veces los más pequeños;
Otra, que quien ha podido escapar a los graves peligros, Halla a veces la muerte en lo más inocente.

Fábulas De Esopo El León Y El Mosquito, Fábulas De Esopo Para Niños, Fábulas Cortas De Esopo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada