PACHACUTEC Y LA MÚSICA


PACHACUTEC Y LA MÚSICA

El Inca Pachacútec amaba la sabiduría.

"La música no es más que una forma de la sabiduría": así se expresó el Inca sobre la música. Y este hecho demuestra el aprecio de que ella tenía.


Un jefe enemigo huía derrotado. De pronto escuchó el sonido de una quena, y tanto impresionó al bárbaro su melodioso lamento, desconocido para él, que se detuvo a escucharlo. Oculto entre las zarzas permaneció oyéndolo; y fue así sorprendido y preso.

Llevado ante el Inca Pachacútec, supo éste el motivo que lo detuviera, sacándolo de su triste realidad de perseguido, hasta hacérsela olvidar por completo.

Dijo al jefe bárbaro: "Quedas libre". Y lo colmó de presentes.

Después, volviéndose a sus asombrados guerreros, les explicó.

-Quiero ser amigo de un hombre así, porque ese hombre, aún cuando haya tomado las armas contra mí, no es mi enemigo. Nunca el agua es enemiga del agua. Ese hombre, que se extasió ante el sonido de una quena, a pesar de ser un bárbaro, siente la sabiduría: es un amigo.

La admirable sensibilidad y cultura del Inca Pachacútec, así como la admiración que él siente por otro que cultiva el arte, es el mensaje que nos comunica el cuento que acabamos de leer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada