LAS MALAS ACCIONES - CUENTOS INFANTILES


LAS MALAS ACCIONES


Un padre había entregado varios clavos y un tabla a su hijo, recomendándole que metiera un clavo en la tabla por cada mala acción que cometiese.

A los pocos días se le presentó el hijo, diciéndole que habría empleado ya todos los clavos.

- ¡Cómo! le dijo el padre -. ¿En tan poco tiempo has cometido tantas malas acciones?

- ¿Qué quieres, papá? ¡No lo he podido remediar! He llegado varias veces tarde a clase, no realicé mis deberes e hice enojar a mi maestra; desobedecí a mamá, he desarmado todos mis juguetes, al correr por la calle tropecé con una señora haciendo caer sus paquetes , sin querer causé una discusión entre mis compañeros, con mi honda destruí un nido de pajaritos, en fin son tantas cosas...

- Pues ahora te tomarás el trabajo de arrancar un clavo por cada buena acción que hagas.

- Casi con prontitud volvió el muchacho a reunir clavos entonces el padre le dijo:

- Hijo mío, has procedido bien, y me complazco muchísimo en ello; pero advierte que aún cuando has reparado las malas acciones con las buenas, nunca podrás quitar las huellas que los clavos dejaron en la madera.

En la vida pasa lo mismo. Las malas acciones jamás se reparan completamente.

J.H FIGUEROA. (ADAPTACIÓN)

Las Malas Acciones, Cuentos Sobre Las Malas Acciones, Cuentos Muy Cortos Para Niños De Primaria, Cuentos Cortos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada