LA OVEJA Y LA GOLONDRINA


LA OVEJA Y LA GOLONDRINA


Llegado su momento, una golondrina fabricaba su nido en la rama de un ciprés. Muy cerca había una oveja que se entretenía saboreando la tierna hierba.

En rápido vuelo rasante, la avecilla fue a posarse sobre el lomo de la rumiante y le arrancó bruscamente un poquito de lana para recubrir su nido.

Ante la sorpresiva acción, la oveja dio un brinco y se puso en guardia. La golondrina, asustada, le dijo:

–¿Por qué te comportas conmigo de esta manera? Al pastor le entregas los vellones una y otra vez sin tacañería. ¡De verdad, me dejas perpleja!

La oveja, en tono conciliador, repuso:

– No es que te la niegue, pero ..., tú no tienes la misma habilidad del pastor.

Al que te puede tomar lo que tienes, dale lo que te pidiere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada