FÁBULAS CORTAS DE HORMIGAS - LA HORMIGA


LA HORMIGA

En el amanecer de los tiempos, vivía un hombre dedicado a las labores agrícolas.

Pero, poco a poco, fue ganado por la avaricia y, no contento con lo que cosechaba, pensaba:

-Esta noche enterraré en los trojes del vecino y robaré sus granos para almacenarlos junto a los míos.

La avaricia lo sojuzgaba y su mirada codiciosa jamás se apartaba de los bienes del vecino.

Zeus, conocedor de su proclividad por el hurto montó en cólera y dijo:

-¡Que se convierta en un bicho vulgar!

Y apareció sobre la faz de la Tierra la hormiga.

Cambió de forma, pero no de carácter y, actualmente, vemos a la hormiga acarreando granos y más granos.

Hombre avaro, sólo en la muerte es generoso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada