CUENTOS CORTOS PARA REFLEXIONAR LOS DOS ASNOS


LOS DOS ASNOS

Un campesino tenía dos asnos: uno blanco y el otro, negro. Ambos eran igualmente fuertes, pero el amo prefería cargar sobre el burro negro la carga más pesada.

Cierto día cargó sobre el burro negro dos grandes cestos de sal; y sobre el otro, un atado de esponjas. El burro blanco iba retozando por el camino, mientras que el pobre pollino sudaba la “gota gorda”.
Como tenía que cruzar un río, ambos burros se pararon para reflexionar por qué parte les sería más fácil. Al fin, el burro cargado de sal entró en la corriente, pero dio un paso en falso y cayó al agua con toda su carga. El peso de su carga había disminuido, y así pudo ganar la orilla con mucha rapidez.

El otro había estado observando. Al ver tan feliz resultado se lanzó al agua con su carga. Cuando quiso levantarse, no pudo. Las esponjas pesaban cien veces más.

El río lo arrastró dando tumbos y desapareció para siempre.

En la orilla del río, el dueño se quedó pensando.

Cuentos Cortos Para Reflexionar Los Dos Asnos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada