FÁBULAS MUY CORTAS - LA HORMIGA Y LA CRISÁLIDA


LA HORMIGA Y LA CRISÁLIDA


Al salir de su refugio en busca de alimento una hormiga encontró una crisálida ya próxima a su muda.

- ¡Pobre criatura!- dijo la hormiga – Vives prisionera mientras yo camino libremente por el mundo. Así, cuando yo quiero subo hasta la copa de los árboles ¡Cómo nos diferencia el destino!

Tiempo después de la hormiga pasó por el mismo lugar y sólo halló la envoltura.

Levantó los ojos y ... ¿qué vio? Las rutilantes alas de una mariposa.

- No me compadezcas, amiga. Quédate feliz con tu libertad, en tanto que yo me remonto por el espacio hacia el azul del cielo- sentenció la mariposa.

¿No será que la hormiga personifica la materia y la crisálida al símbolo del alma inmortal?

Moraleja: A veces a quienes creemos inferiores o más desdichados que nosotros llegan a ser superiores y más afortunados.

FÁBULAS MUY CORTAS - LA HORMIGA Y LA CRISÁLIDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada