EL ZORRO Y EL LEÑADOR FÁBULAS


EL ZORRO Y EL LEÑADOR

Cierta vez unos cazadores perseguían a un zorro. El desesperado animal llegó a la casa de un leñador y le rogó que lo protegiera. El leñador lo escondió, y salió. Al poco rato aparecieron los cazadores con sus escopetas en la mano. Desde lejos preguntaron si había visto pasar al zorro. El leñador les contestó gritando: ¡Yo no he visto pasar ningún zorro por aquí! Pero al mismo tiempo, les indicaba con señas que el zorro estaba oculto en la casa.

Los cazadores, como estaban apurados, oyeron solamente las palabras del leñador, y no se dieron cuenta de las señas que les hacía con las manos y se fueron.

El zorro salió de su escondite muy enojado, y sin decir palabra, se fue.

- ¡Eres un ingrato mal agradecido!- le gritó el leñador.

El zorro le respondió: "Te hubiera dado las gracias si lo que decía tu boca, estuviera de acuerdo con lo que hacían tus manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada