CUENTOS MUY CORTOS PARA PREESCOLARES LA TORTUGA Y LA HORMIGA


LA TORTUGA Y LA HORMIGA
Encontrándose en un charco de agua, una tortuga le decía a una hormiga: -En este frío invierno, ¿qué es lo que comes amiga mía?

-Yo como trigo, maíz y otras semillas que almacené en mi casa durante el otoño. – le contestó la hormiga.

-¡Ay... dichosa tú!, - exclamaba muy fruncida la tortuga.
¡Qué buena vida la que pasa!, mientras yo metida todo el año, en este pozo, apenas como uno que otro insecto, y me estoy muriendo de hambre.

Entonces la hormiga le replicó: -¿Pero en ese largo tiempo, antes del invierno, qué es lo que hacías? Y la tortuga le responde: -Yo, día tras día, me paso durmiendo en el fondo de este pantano y es raro verme en el suelo, arrastrando mi barriga, porque me canso mucho.

- Pues no te quejes, le contestó la hormiga-, del hambre que padeces ni de tu suerte mezquina, porque es ley natural y divina; y su aplicación abarca a todos los seres existentes, incluido al hombre, que al ser que nunca trabaja la penuria lo persigue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada