MISKI LA VICUÑITA - CUENTOS DE ANDES PERUANOS


MISKI, LA VICUÑITA

Leonardo y Flora vivían cerca de Pampa Galeras, en Ayacucho. Ellos cultivaban papas y ollucos.

Un día encontraron en el campo una vicuñita herida en una pata. La vicuñita no podía caminar.

-¡Pobrecita! – dijo Leonardo-. Seguro ha perdido a su mamá.

-Vamos a curarla – dijo Flora.

Entre los dos, vendaron la patita de la vicuña. Todos los días, Flora la alimentaba. Y por las noches, Leonardo la cargaba hasta su casa para que durmiera calentita.

Leonardo y Flora querían mucho a la vicuñita. Le pusieron de nombre Miski, y la adornaron con unas cintas de colores en sus orejitas.

Miski parecía muy contenta. Le gustaba comer el pasto fresco que crecía cerca de la casa. Trotaba por el campo y jugaba con sus amigos, Leonardo y Flora.

Pero un día, la vicuñita desapareció. Leonardo y Flora, preocupados miraron en las chacras, pero no la encontraron.
Entonces salieron al campo a buscarla.

Caminaron hasta Pampa Galeras. Y allá, a lo lejos, vieron una manada de vicuñas.

-¡Mira! –exclamó Flora-, ¡ Allá está Miski, con sus cintas de colores en las orejitas ¡
Los dos regresaron a su casa contentos. Ellos sabían que las vicuñitas necesitaban vivir libres en el campo.

Además, Miski había encontrado a su mamá y a sus hermanos.

Cuento de los Andes Peruanos

1 comentario: