LOS CACHORROS SINOPSIS - RESUMEN MARIO VARGAS LLOSA


TEMA DE LA OBRA LOS CACHORROS



No es fácil determinar el tema principal de esta novela breve. Se suele relacionar directamente con La ciudad y los perros, por el escenario y la trama similares (la ciudad de Lima y sus distritos, sobre todo Miraflores, la adolescencia y la juventud, los problemas de adaptación, la sociedad rapaz que castiga y margina al que no cumple sus reglas o acepta sus exigencias ... ). La novela muestra la falta de adaptación propiciada por algo insalvable, la castración física. Esta castración puede simbolizar esa falta de machismo en el personaje (Pichula Cuéllar), rasgo que caracteriza esta sociedad retratada. Cuéllar, sin embargo, nunca rechaza este machismo, si no que intenta adaptarse a él, aún sabiendo que no puede.

Puede tomarse, pues, como una crítica a la presión que la sociedad ejerce sobre el individuo diferente. La pandilla de amigos (que representa la sociedad), le aceptan, le toleran, pero cuando se hacen mayores y concluye su rebeldía, se apartan de él. Los padres del chico son también parte de esta sociedad. No facilitan el camino a su propio hijo, no le incitan a la autorreflexión, ni reflexionan ellos, tan sólo se compadecen, e intentan ocultar el problema. Hay, entonces, también, una crítica personal muy fuerte. Lo que realmente causa la infelicidad de Cuéllar, su malestar, su conducta, es su falta de reflexión y conocimiento de sí 'mismo. Cuéllar no se acepta, mantiene en completo silencio su problema, intenta seguir los cánones del grupo, que nunca podrá plenamente por su castración.

Sólo hay un momento que permite ver una especie de pensamiento más profundo y de rebeldía frente al grupo, es el enamoramiento de Teresita. Con la llegada de la chica, Cuéllar siente cosas nuevas. Incluso aparecen nuevos intereses que desconciertan a sus amigos que piensan que quiere admirarla, hablando de «cosas raras y difíciles» (1967:93) como la religión, la política, el espiritismo ... Cuando el protagonista revela a sus amigos su amor por ella confiesa, casi inaudiblemente, que no quiere empezar una relación con la chica, porque no quiere luego dejarla. Pero no busca soluciones. Pronto, y ante la incomprensión del grupo rechaza sus primeros sentimientos, no encuentra una resolución que no sea el miedo, y vuelve a fracasar, lo que le provocará una caída cada vez más profunda.

Fuente: Cultura Peruana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada