LA PARÁBOLA DEL HOMBRE FUERTE CON MANOS ATADAS – MARCOS: 3, 27 – 29 - RESUMEN


HOMBRE FUERTE CON MANOS ATADAS
MARCOS: 3, 27 – 29 

Dijo – en parábola – el Hijo de Dios: Ninguno puede entrar en la casa de un hombre fuerte y saquear sus bienes si antes no lo ata, y entonces podrá saquear su casa. De cierto os digo que todos los pecados serán perdonados a los hijos de los hombres, y las blasfemias cualesquiera que sean; pero cualquiera que blasfeme contra el Espíritu Santo no tiene jamás perdón; sino que es reo de juicio eterno. 

Interpretación: Por más fuerte que sea un hombre, este quedará atado de por vida (y lo perderá todo) si se atreve a blasfemar contra el Espíritu Santo.

Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada