LA HÉGIRA DE MAHOMA RESUMEN


LA HÉGIRA DE MAHOMA RESUMEN

Empezó Mahoma por convertir a su religión a los miembros de su familia, quiso extender sus predicaciones a los habitantes de La Mece, pero casi todos le despreciaban se burlaban de él y le arrojaban lodo. A pocas jornadas de La Meca había una pequeña ciudad llamada Yetreb, donde vivían unas tribus de árabes y judíos que se llevaban mal con las gentes de La Meca y se mostraron propicias a acoger al profeta, a quien sus enemigos maltrataban.

Fue, pues, Mahoma a establecerse en Yetreb, que desde entonces trocó su nombre por el de Medina (la ciudad).

En Medina comenzó Mahoma a organizar y extender su religión tratando de convertir a ella primeramente a los numerosos judíos que en la ciudad había, mandando que se ayunase como ellos acostumbraban, orando vuelto el rostro en dirección de Jerusalén, y admitiendo a los profetas hebraicos. De este modo aspiraba a ser reconocido y aceptado como el Mesías. Pero no hallaron sus esperanzas fácil acogida, y, disgustado con los judíos, volvió en sus preces la vista hacia La Meca.

La labor de Mahoma, no sólo religiosa sino social y moral, fue de gran trascendencia, y poco a poco fue granjeándose nuevos adeptos, y sintiéndose fuerte, atacó y se apoderó de La Meca.
A su muerte puede decirse que era tenido como profeta y jefe de casi toda la Arabia.
La fecha de aquella huida o héjira (622 d. de J. C.) desde La Meca a Medina sirve a los musulmanes, como a los cristianos la del nacimiento de Jesús, de punto de partida para el cómputo del tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada