LA REVOLUCIÓN MEXICANA - RESUMEN - 20 DE NOVIEMBRE 1910-1920


LA REVOLUCIÓN MEXICANA
20 DE NOVIEMBRE
(1910 – 1920)


La Revolución Mexicana. Surge como una protesta de tono eminentemente político frente al régimen porfiriano.

En 1910 Porfirio Diaz se hizo reelegir presidente de México por sexta vez consecutiva. Casi treinta años de un poder. El momento de la que habría de ser su última reelección, el general Díaz contaba ochenta años de edad. Desde 1904 había surgido en la vida mexicana el problema de quién sustituiría al presidente.

Francisco I Madero, quien en 1908 publica un libro: La Sucesión Presidencial en 1910Madero y Díaz pensaban que México tenía ya una verdadera y numerosa clase media capaz de asumir conscientemente sus responsabilidades políticas.

Madero organiza un partido, el Antirreeleccionista, hace una campaña electoral. Madero recorre amplias zonas del país. Primero la burla, después la alarma y por último la represión, serían las respuestas que la campaña de Madero habría de tener en los círculos del gobierno.

En junio de 1910, desde la cárcel a donde su audacia lo llevó, Madero contempla el proceso electoral.
El 4 de octubre de 1910 el Congreso declara presidente y vicepresidente de México para los próximos seis años a Porfirio Diaz y Ramón Corral respectivamente. El 5 de octubre, Madero, libre bajo fianza, cruza la frontera con los Estados Unidos. Desde su refugio Madero formulaba y hacía penetrar en México su plan revolucionario y propone corregir por el camino de la ley los abusos cometidos durante el Porfiriato en el campo y hace un llamado a las armas para el 20 de noviembre. Éstos serán los aspectos fundamentales del Plan de San Luis Potosí cuya síntesis y lema era: "Sufragio Efectivo. No Reelección."

El régimen de Díaz contraatacó y Chihuahua se convirtió en el amplio escenario de sus primeras grandes derrotas: Ciudad Guerrero, Mal Paso, Casas Grandes, Chihuahua, Ciudad Juárez... fueron las batallas que allanaron el camino de la revolución. Emiliano Zapata se levantó en el sur. Los brotes armados se dejaron sentir en otras partes del país. Habiendo fracasado en el terreno militar, ensaya el camino de las negociaciones, mientras, sustituyendo funcionarios, intenta apuntalar su edifico político. Todo resulta ineficaz.  Díaz renuncia finalmente a la presidencia y abandona el país. Después de seis meses de lucha, la revolución maderista había triunfado.

Su presidencia se formalizó legalmente en las elecciones de 1911. Cuando el presidente mexicano se atrevió a corregir la situación ilegal lograda por algunos inversionistas extranjeros. La alarma creció, y acaudillados por los representantes de esos intereses extranjeros y con la embajada de los Estados Unidos por cuartel general, los mexicanos vencidos por la revolución, aliados con el ejército porfiriano casi intacto a pesar de su derrota, asaltaron el poder y asesinaron a Madero.

Los revolucionarios, por su parte, y ante el hecho de la muerte de Madero, instintivamente se reagruparon.
Unidos todos y con victorias como las de Torreón, Orendáin o Tepic, pronto agotaron la resistencia de Huerta, quien, después de cometer numerosos crímenes y envolver al país en graves conflictos internacionales, abandonó el poder en julio de 1914.

Diez años después de iniciada la revolución, Madero, Zapata y Carranza, las tres figuras más altas de su primera etapa, ya no existían. La nueva generación de caudillos revolucionarios avanzaba a paso de vencedor al primer plano de la vida nacional. Ellos se empeñarían en una búsqueda casi febril del tiempo perdido inaugurando la etapa de la reconstrucción nacional.

La Revolución Mexicana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada