LA PARÁBOLA DEL AMIGO INOPORTUNO – LUCAS: 11, 5-10 - RESUMEN


EL AMIGO INOPORTUNO – LUCAS: 11, 5-10 

Les dijo también: Quien de vosotros que tenga un amigo va a él a medianoche y le ruega: 

“Amigo, préstame tres panes porque un amigo mío ha venido de viaje y no tengo qué ponerle delante y aquel, respondiendo desde adentro, le dice: No me molestes; la puerta ya está cerrada y mis niños están conmigo en cama, no puedo levantarme y dártelos”. Os digo que, aunque no se levante a dárselos por ser su amigo, sin embargo, por su importunidad, se levantará y le dará todo lo que necesite. Por eso, pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá… Porque todo aquel que pide recibe y el que busca halla y al que llama se le abrirá. 

Interpretación: Nuestras suplicas, por inmensas que sean, siempre hallarán respuestas en Cristo. Él jamás olvida al fiel que los sigue con fe y humildad. Pide y se te concederá.

Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada