LA PARÁBOLA DE LA GRAN CENA – LUCAS: 14, 16-24 - RESUMEN


LA GRAN CENA – LUCAS: 14, 16-24 

Un hombre hizo una gran cena y convidó a muchos. 
Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: 
“Venid, que ya todos esta convidado”. 

Y todos comenzaron a excusarse. 
El primero dijo: “He comprado una hacienda y necesito ir a verla; te ruego que me excuses”. Otro manifestó: “He comprado cinco yuntas de bueyes y voy a probarlos; te ruego que me excuses”. Y otro argumentó: “Acabo de casarme y, por tanto, no puedo ir” 

Vuelto el siervo, se lo dijo a su señor. 
Entonces, enojado, este ordenó a su siervo: 
“Ve pronto por las plazas y las calles de la ciudad y trae acá a los pobres, a los mancos, a los cojos y a los ciegos”. 

Y dijo el siervo: 
“Se hizo como mandaste, y aún hay lugar”. 

Insistió el señor: 
“ve, por los caminos y vallados, y fuérzalos a entrar para que se llene mi casa… Porque os digo que ninguno de aquellos hombres que fueron convidados gustará mi cena” 

Interpretación: Cuando los hombres de poca fe quieran entrar a la cena final, y será tarde para que sean perdonados, pues desdeñaron la palabra de Dios.

Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada