EL PORFIRIATO RESUMEN PARA ESCOLARES


EL PORFIRIATO


La época que va de 1877 a 1911 se llama El Porfiriato porque la figura de Porfirio Diaz la domina.
El 15 de julio de 1867 Juárez entra en la capital a recibir el aplauso popular que celebra la victoria republicana; ese mismo día Porfirio le anuncia su decisión de retirarse del ejército, declarando que se dedicará a la agricultura en su finca La Noria, cercana a la ciudad de Oaxaca.

Fue un claro presagio de la firmeza con que Diaz se lanzaba a la vida política.
Porfirio regresa a La Noria, pero no exactamente a labrar la tierra. Tres derrotas políticas consecutivas y haber salido mal de la prueba parlamentaria, podían haber desanimado a cualquiera, pero no a Porfirio Díaz. En las siguientes elecciones presidenciales, de 1871, figura nuevamente como candidato, esta vez contra Juárez y contra Sebastián Lerdo de Tejada.

Porfirio había crecido hasta el grado de obtener más votos que Sebastián Lerdo de Tejada, un estadista consumado por su talento, por su cultura y por su experiencia. Además, Porfirio fue desafortunado porque Juárez murió a los siete meses de iniciar su nueva presidencia. Debía, pues, convocarse de inmediato a elecciones y en ellas podía haber repetido su triunfo reciente sobre Lerdo, el otro posible candidato. Entonces, Porfirio pudo haber alcanzado la presidencia, no en 1877, como ocurrió en la realidad, sino cinco años antes, y alcanzarla pacífica y democráticamente.

Tres años después, presintiendo que el presidente Lerdo de Tejada pretenderá reelegirse en julio de 1876, Porfirio vuelve a levantarse en armas, sólo que en esta vez la buena suerte lo acompaña, ya que triunfa sobre las fuerzas leales en la batalla de Tecoac, de noviembre de ese año. Al fin, tras diez años de forcejeo, se hace del poder; pero su victoria no lo salva de una serie de calamidades.
La fórmula que expresa fielmente el concepto que Porfirio tenía de un gobernante y, por supuesto, de su propia misión, es la bien conocida de "poca política y mucha administración", que con el tiempo se transformó en "cero política, cien administración". Tan breve y tan sencilla como parece, en el fondo quería decir todo esto.

Las últimas elecciones del Porfiriato. Por la primera vez desde hacía treinta y tres años, se formaron varios partidos políticos para contender en las de diputados y senadores de julio de 1910, con el resultado de que ni uno solo de los candidatos independientes obtuvo un escaño en el Congreso. Por lo que toca a las elecciones presidenciales, esos mismos partidos estuvieron dispuestos a reelegir una vez más a Porfirio Diaz si éste permitía que la elección de vicepresidente de la República fuera libre. Se desatendió esa justa y razonable petición, de modo que se impuso la fórmula reeleccionista Porfirio Díaz-Ramón Corral.

Habiéndose cerrado todas las puertas, Madero decidió lanzarse a la rebelión armada el 20 de noviembre de 1910, y seis meses después caía estrepitosamente un régimen de gobierno que había sobrevivido en el poder treinta y cuatro años.

2 comentarios: