LA PARÁBOLA DEL TRIGO Y LA CIZAÑA – MATEO: 13, 24-30 - RESUMEN


LA PARÁBOLA DEL TRIGO Y LA CIZAÑA 


Y les refirió otra parábola: El Reino de los Cielo – manifestó el Salvador – es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero, mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo y se fue. Entonces, cuando salió la hierba y dio fruto, apareció también la cizaña. Vinieron pronto los siervos del padre de familia y le preguntaron: “Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña?”. Él les respondió: “Un enemigo ha hecho esto”. Y los siervos le dijeron: “¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos?”. Él les contestó: “No, no sea que, al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo”. 

Interpretación: Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega y, al tiempo de la siega, yo diré a los segadores: “Recoged primero la cizaña y, fuego, atadla en manojo para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada