LA PARÁBOLA DEL PEQUEÑO NIÑO – MATEO: 18, 1-10 - RESUMEN


LA PARÁBOLA DEL PEQUEÑO NIÑO

Jesús llamó a un niño y dijo: Si no os hacéis como él, no entraréis en el Reino de los Cielos. Así que, cualquiera que se humille como este niño, ese será mayor en mi Reino… Y cualquiera que lo reciba en mi nombre a mí me recibe. Y cualquiera que lo haga tropezar mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno y que se le hundiese en lo profundo del mar. ¡Ay del mundo por los tropiezos! ¡Ay de aquel que lo cause! Por tanto, si tu mano o tu pie te hace caer, ¡córtalo!, mejor vivirás cojo o manco que con dos manos o con dos pies ser echado al fuego eterno. Y si tu ojo te hace caer, ¡sácalo!, mejor vivirás con uno sólo que tener ambos y ser echado al infierno. No menosprecies a estos niños porque os digo que sus ángeles ven siempre en ellos el rostro de mi Padre, que está en los cielos. 

Interpretación: El amor que siente Jesús por la pureza de los niños es primordial, así como su severidad contra aquellos que se atreven a causarles daño.

2 comentarios:

  1. aserquense todos a tener en el corazon DIOS por que el es su salvacion no se alejen de el porfa sigan su camino para que tu y tu familia esten a salvo antes de que sea demaciado tarde arrewpientanse se los digo de todo corazon

    ResponderEliminar