BIOGRAFÍA ÁLVARO DE LUNA - RESUMEN


BIOGRAFÍA ÁLVARO DE LUNA

Fue Don Álvaro de Luna hijo bastardo de un noble señor de Cañete y de una mujer de conducta poco edificante, a quien llamaban la Cañeta. Llevado a la Corte por su tío, el arzobispo de Toledo Don Pedro de Luna, pasó a ser paje del niño Juan II, cuyo afecto se ganó bien pronto por su simpatía y agradable trato.

“Era don Álvaro pequeño de cuerpo y menudo de rostro, pero bien compuesto de sus miembros, de buena fuerza y muy cabalgador, asaz diestro en las armas y en los juegos dellas muy avisado; en el palacio muy gracioso e bien razonado, muy discreto e gran disimulador, fengido e cauteloso. En las porfías y debates del palacio mostróse muy hombre. Ovo asaz corazón e osadía para usar de la gran potencia que alcanzó… Más usó de poderío de rey que de caballero. Fue codicioso de vasallos e de tesoros, nunca recibiendo hartura su incansable cobdicia… No fue menor su ambición de honores y preminencias…”

El favor que gozaba el de Luna no era bien visto por los nobles y sobre todo por los primos y cuñados del rey, los infantes de Aragón, hijos de Don Fernando de Antequera, Juan, Enrique y Pedro, quienes, por su posición, riquezas y parentesco con el monarca, se hallaban en una situación muy privilegiada, y, conocedores del carácter de su regio primo, ambicionaban dominar en su flaca voluntad. En torno de cada uno formóse un partido poderoso, cosa nada extraña si se tiene en cuenta la importancia que cada uno tenía en el reino; pues el infante Don Juan, amén de gozar ricos señoríos en Castilla, se casó con Doña Blanca de Navarra, para ser rey de este reino, y era además presunto heredero del de Aragón. En su bando militaba su hermano Don Pedro.

Don Enrique era maestre de Santiago; pretendía la mano de la hermana de Don Juan, con la que se casó, y aspiraba al marquesado y estados de Villena. Las intrigas y las revueltas que la ambición de estos personajes produjeron, hicieron precisa la formación de otro partido, el del rey.

Don Álvaro fue ajusticiado en una plaza de Valladolid el 2 de junio de 1453.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada