EL LEÓN VA A LA GUERRA - CUENTOS INFANTILES


EL LEÓN VA A LA GUERRA

Erase una vez… un león que decidió ir a la guerra. Llamó a sus ministros y les ordenó que proclamaran el siguiente edicto: “El rey León ordena que todos los animales de este bosque se presenten mañana para ir a la guerra. Nadie puede faltar”

Los súbditos se presentaron puntualmente y el león comenzó a dar órdenes:

“Tú, elefante, que eres el más grande, llevarás la artillería y las provisiones de todos. Tú, zorra, que tienes fama de ser astuta, me ayudarás a estudiar los planes de guerra para contrarrestar los movimientos del enemigo. Tú, mona, que eres tan ágil y trepas a los árboles con tanta facilidad, serás mi vigía y observarás desde lo alto los movimientos del enemigo. Tú, oso, que eres tan fuerte y ágil, escalarás los m uros fortificados y llevarás el desconcierto a las filas de nuestros enemigos”

Entre los convocados estaban también el asno y el conejo. Al verlos, los ministros sacudieron la cabeza:
“Majestad, el asno nos parece poco apropiado para la guerra; tiene fama de ser animal miedoso”
El león observó detenidamente al pollino y, dirigiéndose a sus consejeros, les dijo:

“Su rebuzno es más potente que mi voz; por lo tanto, permanecerá cerca de mí y será mi cornetín de órdenes”

A continuación señalaron al conejo: “De todos modos, éste, su majestad, que es mucho más miedoso que el asno, deberéis mandarlo de vuelta a su casa”

Una vez más, el león tomó su tiempo para reflexionar. Se volvió al conejo y le ordenó:

“Tú, que siempre vas por delante de tus enemigo, has aprendido que, para salvarte, debes correr más rápido que nadie, por tanto serás mi emisario y , así, los soldados recibirán mis órdenes como un rayo.”

Dicho esto, se dirigió a todos en estos términos:

“Todo el mundo puede ser útil en la guerra, si cada uno participa en el esfuerzo común según sus posibilidades.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada