LOS SUEÑOS DE LA LECHERA - VALOR DE LA PRUDENCIA


LOS SUEÑOS DE LA LECHERA

Una joven lechera iba a vender la leche que ella misma ordeñaba cada mañana. Con su cántaro en la cabeza y camino del pueblo, iba pensando:

Con el dinero que gane por vender la leche me compraré una cesta de huevos… De los huevos pronto nacerán pollitos, y cuando crezcan los venderé y me compraré un cerdo. Al cerdo le daré bien de comer y será el más hermoso de la comarca, así lo venderé a buen precio y con lo que gane, me compraré una vaca. Ella tendrá terneros y pronto tendré terneros y pronto tendré un gran rebaño…

Estaba tan contenta con sus sueños, que la joven comenzó a dar saltos y bailar, con tan mala fortuna que se le resbaló el cántaro y se rompió contra el suelo. La pobre, apenada, se lamentaba y pensaba, ¡Me veía dueña de una granja y ahora no tengo ni leche que vender!

Moraleja: Hay que estar atento en el trabajo y cuando termines ya tendrás tiempo de soñar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada