LOS LIRONES Y LA ENCINA – VALOR LA SABIDURÍA


LOS LIRONES Y LA ENCINA

Un grupo de lirones trepaba diariamente a una encina cargada de bellotas.

El árbol que tenía unos quince metros de alto era un tramo muy pesado y largo para los lirones que son animalitos muy pequeños muy parecidos a las ardillas a los que les encanta comer bellotas.

Tanto era el trabajo diario que un día, hicieron una reunión y el lirón más perezoso propuso lo siguiente:

- ¿Por qué no derribamos la encina? Entonces tendremos los frutos al alcance de la mano…
Casi todos, aplaudieron la propuesta y estaban a punto de aceptarla, cuando de repente pidió la palabra el lirón más viejo.

Él se paró delante de todos y repuso con sabiduría:

- Si derribamos el árbol, ¿qué comeremos dentro de un año?

Mensaje: “No hay que confundir nunca el conocimiento con la sabiduría. El primero nos sirve para ganarnos la vida; la sabiduría nos ayuda a vivir” (Sorcha Carey)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada