EL JUGUETE DE MADERA - VALOR DE LA CREATIVIDAD


EL JUGUETE DE MADERA

Cuando Quimet nació, su padre plantó un árbol como siempre habían hecho en su familia.

Cuando el niño cumplía cinco años se hacia una fiesta para cortar el árbol y preparar la madera para hacer un juguete. Cuidaron el árbol, regándole, enderezándole y librándole de todas las plagas.

Finalmente llegó el día y después de guardar la única semilla que daba (era un árbol muy especial) para poder seguir las costumbres, lo cortó.

Todo en el taller estaba preparado, limpio y engrasado.

El padre empezó a serrar y el niño iba quitando las virutas, miraba a su padre y sabia que el sería el próximo que prepararía un juguete para su hijo.

Olía a madera recién cortada y el sol atravesaba el polvo haciendo que el taller pareciera un sitio mágico.
Al padre le parecía que algo iba mal y el trozo de madera era cada vez más pequeño, de pronto se encontró con que en la mano solo tenía un pequeño triangulo de madera, se volvió muy triste y vio que su hijo le miraba lleno de orgullo y felicidad. El triangulo que tenía en la mano servía para rematar el más hermoso paisaje jamás soñado y que el niño había ido formando con los restos de madera y virutas.

Horacio Elena.

La creatividad es aquella luz que nos hace capaces de generar soluciones nuevas, “creativas”, a todo tipo de problemas de nuestro entorno, tanto de orden intelectual.

Pero es una luz que para ser tal, requiere uno constante consumo de energía, es decir, requiere un decidido esfuerzo personal y mucha perseverancia.

Autor: Joaquín García L.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada