LOS DOS CUERVOS - FÁBULAS DE ESOPO CON MORALEJA


LOS DOS CUERVOS

Un viejo tordo abuelo, se encargaba de enseñar a su nieto el sabor y la forma de las frutas que eran de mas agrado y provecho para su sustento; en primer fugar, lo condujo a una viña. 

El abuelo dijo a su nieto: 

-Esta fruta, te dará un gran banquete, es del mejor sabor y nuestra favorita. 

- ¿Cómo?, -dijo el cuervo Joven- a decir verdad, no me parece gran cosa esta pequeña frutita, sin gran figura. Se me ocurre que no sacaré gran provecho de algo tan pequeño. Esto me parece mas de acuerdo a mí paladar. Se me ocurre que debe saber mejor con su tamaño y brillo. 

Diciendo esto, se lanzó a tratar de comer una gran calabaza roja de brillante cáscara. Pueden suponer como quedó el pobre que por Inexperto al tratar de meter diente a la durísima cáscara. 

Moraleja:
“De Igual forma, una obra no es mejor por su tamaño sino por su contenido”

Fábulas De Esopo
Fuente: Toribio Anyarin Injante

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada