EL PASTOR Y EL MAR - FÁBULAS DE ESOPO CON MORALEJA


EL PASTOR Y EL MAR

Un pastor que cuidaba su rebaño en las costas, veía al mar muy calmado y suave, y planeaba con hacer un viaje de comercio. 

Entonces vendió todo su rebaño y lo Invirtió en un cargamento de dátiles, y se echó a la mar. Pero vino una fuerte tempestad, y estando en peligro de hundirse la nave, tiro por la borda toda la mercancía, y escasamente escapó con vida en la barca vacía. 

No mucho tiempo después cuando alguien pasaba y observaba la ordenada calma del mar, él le interrumpía y le decía:

- De nuevo está el mar deseando dátiles y por eso luce calmado. 

Moraleja:
“Nunca generalices conclusiones basándote en un solo suceso”

Fábulas De Esopo
Fuente: Toribio Anyarin Injante

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada