LA BELLOTA Y LA CALABAZA - FÁBULAS DE ESOPO CON MORALEJA


LA BELLOTA Y LA CALABAZA

Bajo un gran árbol de bellotas sentado descansaba un campesino meditando. 

-Por qué -se decía- Dios colgó de tan gran árbol estos pequeños frutos Insignificantes? ¿Por qué no colgó de sus ramas una fruta tan grande y bella como estas enormes calabazas? 

Mientras meditaba en lo equivocado que estaba Dios al colocar los frutos, he aquí una bellota de encina le cayó sobre la nariz y lo dejó manando sangre abundantemente. 

Pues si que es sabio nuestro Dios -dijo entonces el campesino- ¿Qué hubiera sido de mi si en lugar de una bellota me cae encima una de estas enormes calabazas? 

Moraleja:
“Que lo que Dios hizo siempre bien hecho está”

Fábulas De Esopo
Fuente: Toribio Anyarin Injante

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada