EL CIERVO Y EL BUEY - FÁBULAS DE ESOPO CON MORALEJA


EL CIERVO Y EL BUEY

Un ciervo que hura de los cazadores entró a un establo y rogó al buey que había allí que le permitiera ocultarse. El buey accedió a -este deseo, pero le manifestó que allí no estaña seguro, pues dentro de poco entrarían los criados y el amo. 

- Sin embargo, dijo el ciervo, si tú no me delatas, me sentiré seguro. 

Entraron en efecto los mozos, y ninguno reparó en el ciervo. Entró asimismo el boyero y tampoco lo vio, pero poco después entró el amo y se puso a registrar los pesebres y todos los rincones para corregir los descuidos de los criados, descubriendo debajo del heno los cuernos del ciervo, y llamando a su gente le hizo matar. 

Moraleja:
“El temor nos ciega y puede provocar nuestra ruina. Es muy difícil encontrar puerto seguro en los grandes conflictos”

Fábulas De Esopo
Fuente: Toribio Anyarin Injante

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada