EL ÁGUILA Y LA RAPOSA - FÁBULAS DE ESOPO CON MORALEJA


EL ÁGUILA Y LA RAPOSA

Un águila robó los hijos de una raposa, para alimentar con ellos a sus propia crías. La desdichada raposa segura a la captora, suplicándole que devolviera sus hijos, pero el águila, sintiéndole más fuerte y poderosa, despreciaba sus lamentos. Llena de furor, la raposa puso debajo del árbol donde estaba el nido del águila un buen mantón de paja, y sin demora le prendió fuego. 

Pronto el humo y las llamas llegaron hasta el nido, con lo cual, temiendo el águila que sus hijos muriesen, se vio obligada a devolver los hijos de la raposa, sin hacerles daño. 

Moraleja:
“El débil enfurecido siempre hallara la manera de vengarse de quien le daña”

Fábulas De Esopo
Fuente: Toribio Anyarin Injante

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada