LA CABRA Y EL CABALLO - FÁBULAS DE ESOPO CON MORALEJA


LA CABRA Y EL CABALLO

Pastaba una cabra la verde hierba del prado y escuchaba las notas lejanas de un violín tan fascinada que sus pies se iban bailando al son de la música. 

Vió un poco más allá a un caballo y queriendo impresionarlo, le dijo: 

-¿Escuchas esa linda melodía, amigo caballo?, pues sabrás que las cuerdas de ese violín fueron hechas con las tripas de una gran amiga mía. 

-Pues óyeme tú. -respondió el caballo- que esas cuerdas solas no pueden sonar, si no por un arco hecho con las crines que me sacaron de mi cola. Me siento satisfecho de poder aportar a tan bella ejecución musical que puedo oír, en cambio tú tendrás que morir para poder gozar. 

Moraleja:
“Hay pésimos autores que se confían en la posteridad, para esperar fama que no obtendrán”

Fábulas De Esopo
Fuente: Toribio Anyarin Injante

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada